Malecón de La Habana Foto © CiberCuba

Malecón habanero se blinda contra Irma

Este artículo es de hace 3 años

La Habana, 8 sep (EFE).- Desde este viernes varias brigadas de comunales trabajan en el Malecón de La Habana para aminorar los efectos del huracán Irma, que aunque no impactará de forma directa sobre la capital cubana, provocará olas de varios metros e inundaciones en su litoral.

Instituciones estatales, oficinas y negocios privados ubicadas en primera línea de la costa se aprestaban hoy a proteger sus inmuebles mientras numerosos operarios se afanaban en despejar alcantarillas y tragantes, según pudo constatar Efe.

Los "paladares" o restaurantes particulares ubicados en este privilegiado enclave comenzaron esta mañana a retirar las sillas y mesas de sus terrazas, y protegieron puertas y ventanas con grandes tableros de madera contrachapada o con sacos de arena apilados formando una suerte de muralla.

El Malecón, icónico punto de encuentro de los habaneros y una de las estampas más representativas de la ciudad, se extiende por ocho kilómetros de la costa capitalina y cuenta con una avenida de seis carriles que separa los edificios de la costa.

Irma, que se debilitó este viernes ligeramente y es ahora de fuerza 4 en la escala Saffir-Simpson (máximo de 5), se mueve hoy sobre la costa norte de Cuba y se espera que afecte sobre todo a las provincias de Holguín y Las Tunas, y posteriormente y a lo largo del sábado a las de Camagüey, Ciego de Ávila y Santa Clara, antes de girar al noroeste hacia la península de la Florida.

Pero aunque su trayectoria prevista no pasa por La Habana, la Defensa Civil extendió hoy hasta esta provincia la fase de alerta ciclónica en previsión de que la fuerza del huracán provoque inundaciones costeras.

Brigadas de la empresa Aguas de La Habana trabajan aceleradamente desde primera hora para reparar y dar mantenimiento a los sistemas de drenaje del Malecón, La Habana vieja y los barrios del Vedado, Plaza de la Revolución y Miramar, dijo a medios locales la directora de Saneamiento de la compañía, Andrea Miranda.

Además, desde ayer jueves comenzó en la ciudad la poda de árboles cuyas ramas puedan poner en peligro a viviendas, infraestructuras y sistemas eléctricos y de comunicaciones, mientras otras brigadas se dedican a retirar escombros y eliminar "microvertederos".

Otras de las medidas preventivas son la retirada de postes inestables y el aseguramiento de cables de comunicaciones.

La Defensa Civil cubana ha alertado de que durante el sábado y el domingo se registrarán en el Malecón y el litoral de la capital olas que pueden superar los cinco metros de altura y penetraciones marinas que podrían avanzar hasta 500 metros tierra adentro.

Cuba, que ya ha evacuado a más de 700.000 personas, amplió hoy la fase de alarma a unas tres cuartas partes de su territorio -once de sus dieciséis provincias- ante el "inminente impacto" del huracán Irma que, rebajado a categoría 4, atraviesa la cornisa norte de la isla de este a oeste.

El ciclón dejó esta madrugada inundaciones costeras en el extremo oriental de Cuba, especialmente en la localidad de Baracoa, que ya resultó gravemente afectada el año pasado por el huracán Matthew, y se mueve ahora sobre Holguín y Las Tunas, donde los medios locales ya reportan inundaciones, fuertes lluvias y vientos huracanados.

Según la Defensa Civil cubana, Irma sigue siendo un sistema de "gran intensidad" con vientos máximos sostenidos de 250 kilómetros por hora, límite superior de un huracán categoría 4 en la escala Saffir-Simpson.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985