Mar-a-Lago Foto © Fortune

Residencia de Donald Trump en la Florida no sufrió daños tras paso de Irma

Este artículo es de hace 3 años

Oficiales de West Palm Beach informaron a los medios de prensa que la mansión de Donald Trump en Florida -la residencia Mar-A-Lago-, apenas sufrió daños como consecuencia del paso del huracán Irma por el estado de la Florida.

Construida en el año 1927, y comprada por Donald Trump en 1980, se encuentra ubicada frente al Oceáno Atlántico, en el condado de Palm Beach, un lugar donde los vientos de Irma se sintieron con fuerza de tormenta tropical.

No obstante, un trabajador de la zona corroboró que tres árboles fueron derribados. Un vecino informó a la prensa que otro empleado del lugar le confirmó que "las paredes y la cristalería de la vivienda quedaron intactas".

"Nuestro personal de emergencia y otro personal encargado, han hecho algunos recorridos por la zona tras el paso de la tormenta, y ninguno ha reportado ningún problema estructural importante a cualquier edificio, incluyendo Mar-a-Lago," dijo el alcalde de Palm Beach, Gail Coniglio. 

Por su parte, el director de Seguridad Pública, Kirk Blouin, dijo que la policía no había sido avisada sobre ningún problema en Mar-a-Lago desde que el huracán Irma llegara a la Florida el domingo en la mañana.

El diario de Palm Beach explicó en un artículo que la propiedad "ha soportado una serie de huracanes gracias, en parte, a su fuerte base" y dijo que el edificio se encuentra "profundamente anclado en la roca de coral que tiene debajo".

Con información de People.com

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.