Karina Gálvez Foto © Diario Las Américas

Economista independiente cubana Karina Gálvez, condenada a tres años de prisión

Este artículo es de hace 3 años

La economista independiente Karina Gálvez Chiu fue condenada por las autoridades cubanas a tres años de privación de libertad bajo el cargo presuntamente infundado de “evasión de impuestos”, según informó el opositor Centro de Estudios Convivencia en sus plataformas digitales.

La Fiscalía de la provincia de Pinar del Río había pedido tres años de prisión para Gálvez el pasado 5 de agosto por “evasión fiscal durante la transacción de compra de su vivienda”, la cual fungía como sede del Centro.

"La petición fiscal son tres años, subsidiados con limitación de libertad, o sea, que no sería en la cárcel. Serían tres años de limitación de libertad más la confiscación de la casa. Esto es lo que la Fiscalía pide al Tribunal", declaró la economista a Diario de Cuba el pasado mes.

El equipo que conforma  el Centro, así como la redacción de la revista “Convivencia”, considera que lo sucedido es parte de un “hostigamiento continuado y creciente" contra la organización. 

“La sentencia que emane de ese proceso, como sabemos, tiene como fin limitar el trabajo del Centro de Estudios Convivencia, privarlo de su sede de estudios, desestabilizar y reprimir a sus miembros y atemorizar a los ciudadanos”, dijo el proyecto en un comunicado.

Gálvez recibió este jueves la sentencia sobre el delito de evasión fiscal, emitida en Pinar del Río el 15 de septiembre de 2017. El tribunal aceptó las peticiones de sanción que propuso la fiscalía con el fallo de “la pena de tres años de privación de libertad, subsidiada por igual periodo de limitación de libertad”.

Asimismo se dictaminó “el decomiso de la vivienda dejándose a la libre disposición de la Dirección Municipal de Vivienda, subordinada al Consejo de la Administración del Municipio de Pinar del Río. Expresando que constituye esta sanción una condena, capaz de hacerle entender a la acusada y servir de educación al pueblo en general”.

“Con la confiscación de la vivienda de Karina, Convivencia queda, por segunda vez, sin sede. Anteriormente, en 2009, fue confiscado el patio de la casa de los padres de Karina, donde se realizaban las actividades del Proyecto Convivencia”, dijo la organización vía Facebook. 

“Agradecemos a todos las muestras de solidaridad expresadas desde el 11 de enero hasta la fecha. Confiamos en el juez de todos los hombres para que se haga justicia verdadera en Cuba y se respeten para siempre todos los derechos ciudadanos”, concluyó.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985