El Malecón de La Habana, cerrado por peligro de derrumbes

Hay vecinos durmiendo en la calle: "La cosa está caliente, caliente".

Vallas, en el Malecón habanero. Foto © CiberCuba

Este artículo es de hace 3 años

Cerrado al tráfico y con la gente durmiendo en la calle. Varios accesos al Malecón de La Habana han sido cortados con vallas para impedir el tráfico de automóviles y personas. Hay peligro de derrumbe. Desde que pasó del huracán Irma por la Isla se prohibió el tránsito de carros por la zona, pero ahora ya es oficial. Las autoridades han instalado barreras para que nadie pase. CiberCuba ha recorrido esta franja del litoral habanero y ha comprobado que es imposible acceder y que hay vecinos durmiendo en la calle. "La cosa está caliente, caliente".

Hay varios edificios del Malecón que pueden venirse abajo en cualquier momento, comentan a CiberCuba fuentes que han visitado este emblemático lugar de La Habana, que quedó completamente inundado el pasado sábado 9 de septiembre, cuando el huracán Irma azotó la Isla con categoría 4, aunque desde el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos otorgaron la máxima potencia (5) a este fenómeno meteorológico.

Vallas, cortando el tráfico en el Malecón de La Habana.

Para muchos vecinos de la zona, lo peor no es haberlo perdido todo. La desgracia podría ir a más si, encima, se quedan sin sus casas. Saben que si mala es una inundación, más peligroso es aún el momento en que sale el sol y los viejos edificios señoriales, convertidos en viviendas multifamiliares, comienzan a crujir y a quebrarse hasta colapsar.

"Hay edificios que se están derrumbando y han puesto las vallas para que las personas no entren ni se acerquen al Malecón", explican a CiberCuba desde La Habana.

Momento en que varios hombres colocan las vallas para cortar las calles del Malecón.

Dos días después del paso del huracán Irma, vecinos del Malecón mostraron a CiberCuba cómo las fosas, que estaban tupidas desde mucho antes de que pasara el ciclón, habían estallado con tanta lluvia y contaminado el agua de las cisternas de los edificios que están entre Prado y el Parque Maceo. La desesperación era total, sobre todo, entre las personas mayores que no recuerdan un huracán tan destructor como éste.

Muchas casas de la zona del Malecón se quedaron sin puertas ni ventanas porque la fuerza con que entró el mar las desencajó de cuajo, como publicó CiberCuba. El agua llegó hasta el techo de las viviendas, que a estas alturas muchos no saben si podrán conservar.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.