Barcelona International LGTIB Film Festival Foto © Cartel promocional del Festival

Filmes cubanos participan en Muestra de Cine Gay y Lésbico de Barcelona

Este artículo es de hace 3 años

La 17ª edición del Festival Internacional de Cine Gay y Lésbico de Barcelona tiene a Cuba como país invitado, y se celebra del 19 al 29 de septiembre en la Filmoteca de Catalunya, así como en la Cinema Catalunya Terrassa y la Albèniz Plaça, con una variada programación que incluye 60 títulos de 26 países.

Desenfado postmoderno es quizás el principal norte estético del cine juvenil cubano dedicado a personajes de la comunidad de lesbianas, gays, transexuales, intersexuales y bisexuales. No obstante, el largometraje Santa y Andrés (Carlos Lechuga, 2016) opta por el tono trágico y trascendental cuando habla de las intolerancias que padece el protagonista, un escritor censurado por su crítica a los errores de la Revolución.

La exhibición pública de Santa y Andrés ha sido estrictamente prohibida en Cuba, a pesar de que ha tenido un recorrido festivalero, y numerosos premios, en algunos de los principales eventos cinematográficos especializados en cine latinoamericano, gay, o de cualquier nacionalidad y temática, pues el filme se considera un reclamo de tolerancia y solidaridad que trasciende las circunstancias cubanas.

El otro largometraje en la muestra pertenece al género documental, se titula Villa Rosa (Lázaro G. González, 2016) y se ambienta en Caibarién, un pueblo de pescadores al norte de Villa Clara, recientemente arrasado por el huracán Irma. En aquel lugar, marcado por la homofobia natural en Cuba, hay un carnaval acuático organizado por la activa comunidad gay.

El resto de la muestra, que pudiera resultar la faceta más reveladora de la muestra en Barcelona, está conformado por cortometrajes de ficción y documentales, uno de cada clase. En el primer grupo clasifica Luxemburgo (Fabián Suárez, 2016) que cuenta la relación fallida entre un hombre obeso y soñador, y un guardia de seguridad de la primera fábrica de McDonalds en Cuba, en una vertiente surrealista y farsesca bastante singular en el contexto del cine cubano.

Por último, el corto documental Batería (Damián Sainz, 2016) se sumerge en el interior y funcionamiento de una antigua fortaleza militar en ruinas, en las afueras de La Habana, hacia el este de la bahía, adonde acuden homosexuales, no solo en busca de sexo, sino también de un refugio para la comunidad diversosexual cubana.

Fabián Suárez y Damián Sainz son egresados en guión y documental, respectivamente, en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños. El primero de ellos realizó recientemente el largometraje Caballos, de corte experimental, en blanco y negro, y con una fuerte componente de la temática homosexual.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.