Un totí cubano Foto © Granma

El misterio de los totíes y la fiebre del oro en Matanzas tras el paso de Irma

Esta noticia es de hace 2 años

El huracán Irma dejó la Isla de Cuba destrozada de oriente hasta occidente con sus rachas de viento de hasta 250 kilómetros por hora, que además provocaron olas de hasta 11 metros de altura, capaces de arrastrar a las calles rocas enormes arrancadas al mar. Y no sólo eso. Vecinos de la playa de El Judío de Matanzas han hallado en la orilla del mar monedas de cobre del siglo XIX, que el agua ha arrastrado hasta la arena.

El descubrimiento ha desatado la fiebre del oro entre los residentes de la zona, que han puesto manos a la obra, incluso con detectores de metales, y han sacado una medalla de oro de la Virgen de la Caridad, dinero cubano, algún CUC y hasta hay quien ha dicho que encontraron una pepita de oro, aunque el afortunado no dejó que nadie comprobara la autenticidad del metal que se llevaba entre manos, según publica Juventud Rebelde.

Hay incluso quien habla de la posibilidad de encontrar cofres con tesoros de barcos españoles hundidos hacia 1628, cuando tuvo lugar la famosa batalla de la Flota de Indias o Flota de La Plata en la Bahía de Matanzas.

Pero no son las únicas curiosidades que ha dejado el huracán Irma. En Matanzas nadie sabe dónde estuvieron los totíes del parque La Libertad, en el centro de la ciudad. Estas aves se marcharon el viernes 8 de septiembre y volvieron al parque el lunes, sanos y salvos.

Hay también otro historia: la paloma que unos niños matanceros cuidaron durante el huracán porque no podía volar. Luego la soltaron, y ahora todas las tardes viene un ave muy parecida a dormir en la mata de mango del patio de esa casa.

Esta noticia es de hace 2 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985