Huracán Irma en Cuba Foto © CiberCuba

65 congresistas piden a Trump que levante regulaciones para ayudar a Cuba en su fase recuperativa

Este artículo es de hace 3 años

Un grupo bipartidista de 65 miembros del Congreso de los Estados Unidos, encabezados por el demócrata John Conyers (Michigan), instó al presidente Donald Trump a flexibilizar las regulaciones que bloquean el intercambio y comercio con Cuba, tras el paso del devastador huracán Irma.

En una carta emitida el jueves, los legisladores demócratas Conyers y Barbara Lee (California), y otros republicanos como Rick Crawford (Arkansas) y Tom Emmer (Minnesota), pidieron a Trump que eliminara restricciones a las empresas estadounidenses para negociar con el gobierno cubano.

Conyers recordó que el huracán Irma fue el más devastador que ha pasado por la isla en 85 años. Cuba absorbió gran parte de la fuerza de Irma, antes de que este se dirigiera al sur de la Florida. Las diferencias históricas deberían ser puestas a un lado en momentos de una crisis humanitaria como esta, escribió.

“Afortunadamente, hay un cambio simple que Ud. puede hacer y que proporcionaría el apoyo necesario al pueblo cubano, al tiempo que ayudaría a los intereses comerciales de EE.UU”, agregó el congresista.

Se trata, precisó, de “eliminar las restricciones sobre la capacidad de las compañías estadounidenses para exportar suministros de ayuda humanitaria y materiales de construcción necesarios para el gobierno cubano y su pueblo”. 

Aunque las actuales regulaciones del Departamento del Tesoro autorizan a las empresas de esta nación a prestar servicios relacionados con la infraestructura en Cuba, las del Departamento de Comercio requieren que las exportaciones sean aprobadas caso por caso.

Las normas que estableció la anterior administración del presidente Barack Obama permitían licencias solo para la venta de herramientas y materiales de construcción a entidades privadas, excluyendo así las instalaciones públicas tales como escuelas y hospitales, señalaron.

En este momento crítico, acotó la misiva, debemos relajar estas restricciones para permitir que otras entidades en Cuba compren los suministros y equipos de socorro y reconstrucción necesarios, incluso si solo fuera temporalmente durante la fase de recuperación.

“Es bien conocido que las empresas de los EE.UU, pequeñas y grandes, han mostrado un interés creciente en comercializar con Cuba (…) Este cambio no traerá controversia, dado que incluso antes de que el huracán golpeará a la isla, el 90% de los norteamericanos apoyaban el comercio entre ambas naciones”.

En este difícil momento para el pueblo cubano, negarles la posibilidad de adquirir productos de alta calidad hechos en EE.UU, como materiales de la construcción, equipos médicos y otros aditamentos cruciales, es cruel y contraproducente, acotó.

El documento también fue firmado por otros legisladores como las demócratas Yvette Clarke (Nueva York) y Kathy Castor (Florida), y los republicanos Walter Jones (Carolina del Norte) y Ted Poe (Texas).

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985