CiberCuba Foto © CiberCuba

La expulsión de diplomáticos cubanos complicará aún más los trámites y viajes a la Isla desde EE.UU.

Este artículo es de hace 3 años

Como es de suponer, con la polémica que ha traído y seguirá provocando la retirada de personal diplomático cubano en Washington, muchos trámites de cubanos dentro y fuera de la Isla se verán afectados o ralentizados.

Una gran incógnita deja la situación, por ejemplo, de los cubanoamericanos, incluso los naturalizados en EE.UU., y a los cuales el Gobierno cubano exige un pasaporte cubano vigente y habilitado con una visa, cuyos trámites se gestionan en Washington. 

"La situación del consulado de Cuba en EE.UU. es de "extraordinaria precariedad, a partir de que después de la decisión de retornar personal, ha quedado un solo funcionario consular en Washington", dijo el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla.

Si finalmente, como se anunció, quedará un solo funcionario en el consulado de Cuba en EE.UU., y si se tiene en cuenta que los cubanoamericanos, en este caso, son el segundo mayor grupo de visitantes a la Isla después de los canadienses, evidentemente las tramitaciones consulares tenderán a demorarse.

Como afirma Martí Noticias, los trámites antes “de la inminente salida de unos 2/3 del personal de la Embajada de Cuba solían tardar meses”, y ahora es innegable que la comunidad cubana en ese país pagará aún más las consecuencias de estas medidas.

Es un momento de completa incertidumbre tanto para los cubanos de la Isla como los establecidos en EEUU. En este último caso, el artículo 320 de la Constitución de Cuba sostiene que un cubano pierde su ciudadanía al adquirir la de un país extranjero.

No obstante, la gran contradicción radica en que, cuando algunos regresan a la Isla, aun se les considera nacionales, y solo pueden ingresar al país con pasaporte cubano. Además, se les exige pagar una visa de entrada.

El canciller Bruno Rodróguez, en un intercambio con la prensa, dijo que "el impacto en los temas de reunificación familiar y otorgamiento de visas, de cortar bruscamente y de manera casi total los servicios consulares en La Habana y Washington, ¿cómo puede ser evaluado después de haberlo hecho?”.

Por su parte, la embajada estadounidense suspendió indefinidamente los trámites de solicitud de visado y sólo mantendrá los servicios para casos de emergencia.

Toda esta situación se desencadenó luego de los supuestos ataques acústicos a diplomáticos estadounidenses en La Habana. Cuba ha negado su participación en tales hechos pero, aún así, el Gobierno estadounidense se mantiene en su posición de retirar el personal diplomático de la Isla.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.