Panadería Cuba Foto © DDC / M.GUERRA

Unos 30 panaderos se quedan sin trabajo en La Habana tras el paso de "Irma"

Este artículo es de hace 2 años

Unos 30 panaderos en el municipio habanero de Arroyo Naranjo perdieron sus empleos luego de que el huracán Irma destruyera el techo del centro en el que laboraban, reportó el medio independiente Diario de Cuba.

De acuerdo con DDC, la Panadería-Dulcería “Rescate de Sanguily” cesó la producción de panes y las labores de repostería el pasado 16 de septiembre, y ahora la mayoría de sus trabajadores quedaron a la espera de ser reubicados en otros puestos.

Hasta el día de hoy, los panaderos desconocen cuándo serán reubicados. La estatal Empresa Pan y Dulces de Comercio Minorista, empleadora de los trabajadores, no les ha ofrecido una explicación de qué pasará con ellos.

"Cerraron la panadería muchos días después del huracán, pero ya antes trabajábamos con problemas en el techo. Luego de Irma seguimos trabajando así más de una semana", comentó uno de los afectados, que solicitó el anonimato.

La panadería, que fue construida hace más de 20 años, producía más de 9.000 panes diarios, dulces, paquetes de galletas y palitroques. Además de la venta que realizaban en el lugar, el centro suministraba estos productos a cuatro paneras extras. 

"Nos dijeron que a principios de octubre verían que hacen con nosotros. Pienso que nos reubiquen en otras panaderías, pero todas aquí en Arroyo están llenas", comentó otro de los panaderos.

Según recoge el referido medio, la panadería abastecía de la cuota de un pan diario a residentes del reparto Víbora Park y El Moro, ambos de extensa población. Ahora el pan lo están haciendo en las panaderías de La Lira, La Popular y Brasilia, todas del mismo municipio Arroyo Naranjo.

"Ya esto está vacío. Se llevaron las máquinas chinas, que las habían cambiado hace unos meses. Solo quedan dos hornos que se los llevan en estos días", comentó un maestro panadero que también se encuentra sin ubicación laboral.

"Estábamos haciendo más de 300 latas de pan diario. Teníamos cuatro paneras que suministrábamos, más la venta de la panadería. Los únicos que siguen trabajando son las dependientas, vendiendo el pan de cuota, y dos maestros panaderos que se turnan para recibir el pan de las otras panaderías", agregó.

Los panaderos cuentan con un salario básico mensual de 260 CUP (poco más de 10 dólares), más un estímulo por cumplimiento del plan, pero este último mes, se desconoce aún de cuánto será el pago.

Con información de DDC
 

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985