1896. Los últimos de Filipinas Foto © Fotograma del filme

De estreno “Los últimos de Filipinas”, escrito por el cubano Alejandro Hernández

Este artículo es de hace 3 años

Según la sinopsis oficial del celebrado español, a finales del siglo XIX, en Filipinas, un pelotón español fue cercado por revolucionarios filipinos durante cerca de un año. En diciembre de 1898, con la firma del Tratado de París entre España y Estados Unidos, se ponía fin a la guerra entre ambos países y España cedía la soberanía sobre Filipinas a Estados Unidos. Este film cuenta la historia del pelotón, conocido como “Los últimos de Filipinas”.

Luis Tosar, Javier Gutiérrez, Álvaro Cervantes, Karra Elejalde y Eduard Fernández se encuentran entre los principales actores del elogiado filme español cuyo guion fue escrito por el cubano Alejandro Hernández.

El guionista cubano ha señalado que se trata de una “historia épica que habla de la verdad de la guerra”, una realidad que él mismo conoce puesto que Alejandro Hernández fue soldado en el conflicto de Angola, donde sirvió durante más de un año. Por ello, la película huye del “romanticismo y del patriotismo”.

Dirigido por el nobel Salvador Calvo, quien ha dado el salto de la televisión al cine, el filme revisa el mito postimperial, ensalzado por la propaganda franquista en torno  al sitio de Baler, el asedio que sufrió durante 337 días un grupo de soldados españoles, los conocidos como “los últimos de Filipinas”, tras la Guerra de Independencia de este país.

El guionista cubano, de acuerdo con el director, decidió aproximar la historia a la actualidad, y conferirle a la historia un saludable cariz antiguerrerista y revisionista, pues el incidente histórico había sido el centro de un filme patriotero y de exaltación de las autarquías militaristas como el español Los últimos de Filipinas (1945) de Antonio Román.

La presencia de actores como Fernando Rey o Tony Leblanc, el éxito de la canción Yo te diré, que cantaba Nani Fernández, así como su hábil combinación de historia y aventuras marcaron el éxito de aquel filme, muy diferente de la versión moderna sobre el mismo acontecimiento.

1898, los últimos de Filipinas es una digna producción histórica, que empleó nada menos que seis millones de euros (cuatro veces por encima de la media española) para desproveer la historia de resistencia de aquel puñado de hombres de todo viso patriótico. Y el enfoque novedoso se debe al escritor cubano Alejandro Hernández, cuyo primer guión profesional estaba ambientado en la Guerra de Independencia de la Isla y se llamaba 1898. La película, cuyo proyecto fue premiado y subvencionado, no se pudo hacer finalmente porque en 1996 se suspendieron varios acuerdos de colaboración cultural de España con Cuba.

Alejandro Hernández trasladó al guion del filme su propia experienciacomo veterano de la guerra de Angola, y cambió el punto de vista de la historia original, que ahora está contada desde la perspectiva de un joven del destacamento de Baler (Álvaro Cervantes) cuya voz en off ya anciano nos guía por la historia.
 

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.