Vivian y Ray Scott Chew Foto © www.latina.com

Vivian y Ray Scott Chew adoran la música cubana según “Two Beats, One Soul”

Este artículo es de hace 3 años

La pareja de productores que integran Vivian y Ray Scott Chew decidieron juntar fuerzas con Mark y Kathy Grier para crear el album Two Beats, One Soul, que recrea armonías cubanas tradicionales, en combinación con otras de la música norteamericana, expresando otra vez el indestructible nexo cultural que une a las dos naciones, por ello es el título de Dos latidos, un alma.

El album cuenta con la participación de varios artistas cubanos como Ruben y Gabriel Rodriguez, Xiomara Laugart, o Manolito Simonet y su Trabuco, entre varios otros, de modo que entre todos se ofreciera una suerte de carta de amor a la música cubana, que certificara además su influencia en su área y mucho más allá.

Según la pareja encargada de producir el álbum, Two Beats, One Soul explora las tradiciones musicales de comunidades como Güines, el pueblo donde nació Tata Güines, conocido como El rey de la conga, y Matanzas, la ciudad del danzón y el guaguancó. Y por supuesto también estaba La Habana, una ciudad cuya música encantó a estos neoyorquinos de nacimiento.

Vivian y Ray habían visitado Cuba y estaban ansiosos por realizar un proyecto en la Isla, cuya música, comida, religión y tradiciones los hechizaron. Más tarde, comprendieron que todo proyecto musical tendría la rumba como ADN y la clave cubana como latido cardiaco, de modo que todas las canciones son coescritas o coproducidas por artistas cubanos, lo cual garantiza el color local.

Los norteamericanos que produjeron el disco quisieron exponer  los muchos sabores de la música cubana y por eso se respira variedad en temas como Sounds of Cuba, Havana Moon y Canto de Cuba, que componen un panorama no solo de la música, sino de la cultura cubana, por lo menos a la manera en que la entienden esta pareja de neoyorquinos enamorados de la Isla.

En los estudios Abdala se grabó este álbum, y pronto se sumaron al proyecto artistas como Louie Vega y Eric Benet, porque al fin y al cabo se trataba de un álbum producido por Ray Chew, de prestigio mundial como director musical del espectacular programa televisivo Dancing With the Stars.

Junto con el álbum, poco antes o después, se estrenará un documental homónimo, Two Beats, One Soul, que documental el proceso de grabación y concepción del disco. El documental lo dirige el especialista Billie Woodruff.
 

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.