Familia de la niña que fue rescatada de un pozo. Foto © Radio Ciudad del Mar.

Milagroso rescate de un niña de dos años que cayó a un pozo en Cienfuegos

Este artículo es de hace 3 años

Ha vuelto a nacer. Un vecino de Cienfuegos ha rescatado a una niña que aún no había cumplido dos años cuando cayó a un pozo de nueve varas de profundidad. Según ha publicado Radio Ciudad del Mar, el suceso ocurrió en la localidad de Palmira, el pasado 16 de septiembre, cuando la pequeña Melisa Rodríguez Medina se precipitó hacia el interior de un pozo artesiano de 16 pulgadas de ancho.

Su madre ha contado a la radio local de Cienfuegos que cuando vio que la niña había caído al pozo entró en un 'shock' total y empezó a gritar. "Para mí ya se había muerto", cuenta.

Su padre, Andy Rodríguez Ojeda, asegura que "todo pasó rápidamente. Cuando vinimos a ver la niña estaba cayendo en el pozo. Todo el mundo lo vio. Automáticamente, por lógica, pensamos que había muerto. Nadie sobrevive a un caso como éste. Por suerte, el agua estaba a dos varas de profundidad. No sabemos cómo logró no bajar. Estábamos limpiando con el sifón y lo sacamos rápidamente y eso tal vez ayudó a que ella subiera y flotara. Quedó por debajo del agua, pero se le veía la cabeza. De alguna manera quedó trabada ahí, sin explicación alguna. Intenté meterme y llegar a ella y no pude. Hasta que llegó un vecino", explica.

El hombre que salvó a Melisa se llama Gerardo Machado Almeida."La cogí por el pelo y se me fue. Entonces la cogí por el bracito y fue como la pude sacar. Con la misma que la saqué, yo me fui", dice en una entrevista a Radio Ciudad del Mar.

Pedro Pablo Rodríguez Rodríguez, más conocido como El Jilguero, en Palmira, limpiaba el pozo esa tarde de septiembre cuando la niña cayó accidentalmente. "Cuando yo llego al pozo estaban aquí el padre y el abuelo (de la pequeña) y yo empecé a 'sifonear' y le dije a David, el abuelo de la niña, que echara un poquito de tierra porque ya el pozo estaba limpio. Acto seguido bajo el sifón hasta el fondo y yo no sé de dónde salió ese angelito entre nosotros. Fue una sombra lo que vi y cuando fui a cogerla ya era tarde. Ya estaba dentro. La gente empezó a gritar: 'La niña se cayó en el pozo' y el compañero Giraldo vino para acá. Cuando dijo que la sacaba, yo lo amarré a él por una pierna y lo bajamos. Cuando dijo: 'Ya la tengo', empezamos a halar. Hay alguien que ampara a los niños, porque esa niña fue amparada porque eso fue una sombra lo que pasó entre nosotros".

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985