Tesla Foto © rssportscars.com

Descontento en Silicon Valley: Tesla despide a más de 400 empleados en una semana

Este artículo es de hace 3 años

El fabricante estadounidense de automóviles eléctricos de lujo Tesla despidió esta semana a entre 400 y 700 trabajadores de diferentes departamentos, incluidos ingenieros, gerentes y socios de la compañía, como parte de una revisión anual de su actividad, informaron medios locales.

Según el diario californiano The Mercury News, los despidos constituyen un punto crucial para la dirección de la empresa en este momento, en el que está presionando para aumentar la producción de vehículos cinco veces y llegar a un mercado más amplio con su nuevo Sedán modelo 3. 

La firma de Elon Musk fabricó solo 260 de estos modelos en el último trimestre, frente a una demanda de más de 450,000 clientes.

Las destituciones de la semana pasada fueron, según destaca el diario, el resultado de una revisión anual de toda la compañía, que evitó utilizar la palabra “despido” y alegó que los trabajadores recibieron promociones y bonos.

"Al igual que con cualquier compañía, especialmente una de más de 33,000 empleados, las revisiones de desempeño ocasionalmente resultan en salidas de empleados", dijo un portavoz a TMN. "Tesla continúa creciendo y contratando nuevos empleados en todo el mundo", acotó.

La cifra de despidos fue facilitada por los propios empleados de Tesla al diario, al que señalaron que ingenieros, supervisores y operarios de fábrica se han visto afectados por la medida y además no se les avisó con suficiente antelación, recogió EFE.

Por su parte, la compañía matizó que los puestos en cuestión son administrativos o de ventas, todos fuera de la fabricación, y aseguró que hará nuevas contrataciones en la mayoría de vacantes, sin cuantificarlas.

Tras el lanzamiento este verano del Model 3, Musk dijo que esperan una producción semanal en torno a 5.000 coches de ese tipo para final de año.

En agosto, Tesla anunció que ya tenía una lista de espera de 455.000 clientes para el Sedán de bajo costo, cuyo precio básico es de 35.000 dólares. No obstante, a principios de octubre la firma aseguró estar atravesando por un "cuello de botella" en su ritmo de producción, y señaló que había entregado 220 unidades del Model 3 en el tercer trimestre, lejos de las 1.500 que había previsto con anterioridad.

Empleados, que hablaron en condición de anonimato, dijeron que los despidos han disminuido la moral a través de muchos departamentos. Juan Maldonado, un trabajador del área de producción, fue despedido el jueves. Trabajó en Tesla durante casi cuatro años y dijo que se enteró de que otros 60 trabajadores de su sección en la fábrica –ubicada en Fermont, California- fueron despedidos también.

Los despidos de la semana pasada no han sido reportados al Departamento de Desarrollo del Empleo del estado, dijo una portavoz al Mercury. El estado generalmente requiere que las compañías reporten despidos de más de 50 empleados en un período de 30 días.

Tesla alegó por su parte que las salidas basadas en el desempeño no se consideraron despidos y no estaban sujetas a notificaciones estatales. La empresa no ha publicado una ganancia anual, incluso cuando sus acciones se han disparado en promesas de productos revolucionarios. 

Musk también se ha enfrentado al descontento continuo de algunos trabajadores en las fábricas, que se han quejado de las condiciones de trabajo y los salarios por debajo del promedio de la industria automotriz, acotó la publicación.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985