Pablo de la Torriente Brau Foto © Cuba Tesoro

Los restos de Pablo de la Torriente Brau podrían ser repatriados de España a Cuba

Este artículo es de hace 3 años

Barcelona, 17 oct (EFE).- Un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Barcelona y el Consulado de Cuba ha sido aprobado hoy por el gobierno catalán con el fin de repatriar los restos del brigadista cubano, poeta y periodista, Pablo de la Torriente Brau, que presuntamente se encuentran en el cementerio de Montjuïc.

Esta actuación se incluye en el Plan de fosas 2017-18 impulsado por el Departamento de Asuntos Exteriores, el cual se encargará de los trabajos de prospección geofísica y de la recuperación de todos los restos que se puedan encontrar.

De acuerdo con el Programa de Identificación Genética, el Departamento de Exteriores también garantizará la identificación genética de los restos óseos que se localicen, así como el cruce con los perfiles genéticos de los familiares de las personas desaparecidas inscritas en el censo de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura franquista.

Por su parte, el Consulado General de la República de Cuba en Barcelona se ocupará de las tareas de repatriación a Cuba de los restos encontrados en caso de que correspondan al brigadista Pablo de la Torriente.

El Ayuntamiento de Barcelona garantizará el acceso y la realización de las tareas en el cementerio de Montjuïc para la exhumación de los restos.

El brigadista cubano Pablo de la Torriente murió en combate el 19 de diciembre de 1936 en el frente de Madrid.

Días más tarde, el 23 de diciembre, fue enterrado en el cementerio de Chamartín de la Rosa en Madrid y a mediados de junio de 1937 fue exhumado para repatriarlo a Cuba.

Tal como se ha podido determinar a partir de la investigación realizada por la Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales, los restos de De la Torriente fueron embalsamados y trasladados a Barcelona con el objetivo de ser repatriadas y fueron depositados en el nicho 3.772 del cementerio de Barcelona.

Con el fin de la Guerra Civil, el 26 de diciembre de 1939, los restos del brigadista y los de once personas fueron trasladados a una fosa del mismo cementerio.

De este modo, el cuerpo de De la Torriente no pudo ser nunca repatriado y por ello, en abril de 2016, el consulado cubano en Barcelona comunicó al Departamento de Exteriores su interés por recuperar los restos y finalmente repatriarlos.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.