Fase recuperativa huracán Irma Foto © CiberCuba

Suiza valora donar más de un millón de dólares para la recuperación de Cuba

Este artículo es de hace 3 años

Suiza contempla movilizar un millón de francos (1 millón 16 mil 820 dólares) y reprogramar actividades de su estrategia de cooperación con Cuba para contribuir a la rehabilitación del país, tras el huracán Irma, informó este viernes el portal suizo Swissinfo.

De acuerdo con la publicación, la iniciativa urge ante los cuantiosos daños materiales ocasionados por el fenómeno en la Isla, así como el riesgo de brotes de epidemias y presiones en la disponibilidad de alimentos.

En un primer momento, según explica una nota del Ministerio de Exteriores de ese país europeo (DFAE), la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) destinó una contribución de urgencia de 500.000 francos para la distribución de productos alimenticios y de higiene. 

El monto de un millón de francos apoyará varios sectores como el agroalimentario y de la construcción, dado que más de 75 000 hectáreas de tierras productivas en la Isla quedaron totalmente devastadas y cerca de 220 000 viviendas parcialmente destruidas.

“Una vez que se agotan las existencias actuales de alimentos, cabe esperar una gran presión sobre la disponibilidad de alimentos básicos”, advierte el DFAE y explica que, a mediano plazo, la producción local está amenazada:

Los criaderos y las instalaciones de producción porcina, apícola y avícola fueron gravemente afectadas (145 000 animales de granja perdidos; 250 000 m2 de tejados arrancados). Las inundaciones y la salinización tendrán consecuencias directas en la productividad de las tierras agrícolas.

Además, en los municipios más afectados, los residentes han perdido todos sus bienes de primera necesidad y 3,1 millones de personas no tienen acceso al agua potable. 

Suiza, en el marco de su programa de Ayuda Humanitaria y Cooperación Sur, prevé movilizar recursos adicionales para responder a las situaciones de urgencia a corto y mediano plazos a través de la ONU, la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR) y Caritas Suiza, indica el DFAE.

El organismo puntualiza que, además de monto movilizado, la Oficina de Cooperación de la Embajada de Suiza en Cuba analiza con las agencias de la ONU una contribución adicional.

“Esta contribución será atribuida a un programa de reconstrucción a mediano plazo ejecutado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) con el objetivo central de fortalecer las mini industrias locales para la producción de materiales de construcción y rehabilitación de las viviendas destruidas con materiales y mano de obra locales”, explica el ministerio.

En cuanto a las actividades que serán reprogramadas en el marco de la actual Estrategia de Cooperación, la dependencia especifica que concierne el sector de la Seguridad Alimentaria y el del Desarrollo de la Economía Local.

El primero se focalizará en el apoyo y la rehabilitación de las cadenas de producción agroalimentarias locales y el apoyo para el fortalecimiento de las cooperativas agrícolas. El segundo, en la reconstrucción y apoyo a las mini empresas locales de producción, el apoyo a las iniciativas locales y los proyectos de reconstrucción definidos por las autoridades municipales y la población.

El DFAE subraya que, para la ejecución de sus programas de cooperación, la COSUDE en Cuba colabora con las instituciones gubernamentales cubanas, las agencias de la ONU (especialmente el PNUD) y ONG internacionales (Oxfam, HIVOS Países Bajos, AgroAcción Alemania, USC Canadá). 

La entidad también elaboró el siguiente listado de daños: 

1) Infraestructura y vivienda: 187 000 viviendas destruidas; 560 000 personas afectadas; 6 de las 8 centrales eléctricas dañadas; caminos de acceso a centros turísticos del norte (cayos) destruidos.

2) Seguridad alimentaria: 11 000 ha. de plantaciones destruidas; capacidad de producción gravemente afectada (250 000 m2 de tejados de fábricas arrancados).

3) Sistema eléctrico fuera de servicio en la mayoría de los municipios afectados; 3 millones de personas afectadas.

4) Educación: 1 400 escuelas afectadas; los edificios escolares se convirtieron en refugios de urgencia. Las clases no se han reanudado.

5) Salud: Centros de salud afectados; riesgos de contaminación y propagación de virus (zika y dengue en particular).

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985