Cuentapropista cubano, en un agromercado. Foto © Invasor

Decomisos y multas a cuentapropistas en Cuba

Este artículo es de hace 2 años

Once personas han sido sancionadas en los últimos días en Ciego de Ávila por subir los precios de los alimentos en medio de la escasez que ha dejado el huracán Irma en Cuba. Según publica el diario local Invasor, a tres carretilleros ilegales les confiscaron las mercancías y las destinaron al hogar de niños huérfanos de la capital de esta provincia.

Entre los decomisos también está el que sufrió un camionero de Santiago de Cuba, cargado con 88 quintales de plátano burro, 28 quintales de aguacate y 579 quintales de plátano fruta. Estos productos los envió el Estado al Centro de Beneficio de Acopio para luego, dicen, destinarlo al consumo social, sobre todo de hospitales y escuelas.

Otras siete personas han sido multadas con entre 700 y 1.500 pesos cubanos (entre 28 y 60 CUC). Aparte, 46 cuentapropistas han recibido advertencias oficiales en sus puntos de ventas y carretillas instaladas en varios municipios de la provincia.

El rotativo oficialista recoge el malestar de los cuentapropistas sancionados, que se quejan de que no les han avisado de los cambios que impiden modificar los precios. Se refieren a la Resolución 645 de Finanzas y Precios del año 2017, aprobada en enero de este año, que faculta a los Consejos de Defensa Provincial para fijar los precios de productos de primera necesidad.

A raíz de las inspecciones ordenadas por Evaristo González Camacho, director de Supervisión Integral del Poder Popular en Ciego de Ávila, muchos carretilleros y cuentapropistas han cerrado sus puestos y han desaparecido de la ciudad.

Desde el periódico Invasor se anima a los consumidores a denunciar los precios abusivos por teléfono (en el 33214060) y se les asegura que inmediatamente enviarán a un policía y a un inspector.

Los precios máximos establecen que una libra de boniato no puede pasar de 1,50 pesos cubanos; la de yuca a 1,40; la de malanga, 5 pesos, o la de plátano vianda, de tres pesos. Asimismo, el frijol negro no puede venderse a más de 10 pesos la libra; el arroz a 3,50, la harina de maíz a 2,50 o el tomate a 5 pesos / libra. Llama la atención que el precio máximo de la libra de ajo es de 48 pesos y la cabeza no se puede comercializar por más de dos pesos. La cebolla puede estar como máximo a 6 pesos la libra y a veinte la ristra. La libra de cerdo no se puede vender por más de 18 pesos.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985