JFK, autorizando la cuarentena naval a Cuba durante la Crisis de los Misiles. Foto © Today's Document / Twitter

Los archivos de la CIA que pueden aclarar si Cuba tuvo algo que ver en la muerte de Kennedy

Esta noticia es de hace 2 años

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha golpeado a la CIA y al FBI donde más les duele. Este jueves ha autorizado la desclasificación de los últimos documentos relacionados con el asesinato de John F. Kennedy (JFK) el 22 de noviembre de 1963, en Dallas, Texas. Trump no lo ha dicho abiertamente, pero los analistas políticos entienden que es su manera de responder a la investigación que ambas agencias llevan a cabo desde hace meses para aclarar el papel de Rusia en las elecciones presidenciales ganadas por el magnate inmobiliario el año pasado y que en enero de este 2017 le llevaron a ocupar el sillón de la Casa Blanca.

Estudiosos del asesinato de JFK creen que los 3.100 archivos que se desclasifiquen hoy no cambiarán la versión oficial de lo ocurrido, pero sí podrían arrojar luz sobre episodios oscuros en la muerte de Kennedy, como por ejemplo, por qué el asesino, Lee Harvey Oswald, fue a México un mes antes de matar al presidente. De aquel viaje inexplicable sólo se sabe que estuvo en las embajadas cubana y soviética. Los conspiranoicos tienen sus tesis: creen que la CIA sabía más de lo que dijo saber sobre el hombre que mató al presidente 35 de EEUU. Los documentos desclasificados tendrán la última palabra.

Tanto el presidente de los Estados Unidos como la propia CIA han empezado a calentar la grada antes de que esos papeles vean la luz. Lo han hecho a través de Twitter. Trump se limitó a vaticinar que el "largo y esperado lanzamiento de los archivos de JFK será interesante".

Por su parte, la Agencia de Inteligencia Norteamericana hizo público una carta de Kennedy en la que el presidente elogiaba a la CIA por su papel en la resolución de la Crisis de los Misiles.

Según publica el diario El País, hasta ahora se sabe que el asesino de JFK, Lee Harvey Oswald, más tarde eliminado por la mafia, salió de México el 1 de octubre de 1963, después de pasar cuatro días en Ciudad México, hospedado en el hotel Comercio. En ese viaje mantuvo contactos con agentes de la KGB y diplomáticos cubanos. Supuestamente la CIA seguía sus pasos aunque no lo hacía de forma rutinaria. Los papeles podrían demostrar por qué el jefe de la CIA por entonces, James Angleton, sí llevaba un seguimiento cercano de un hombre que se declaraba abiertamente comunista.

La estación de la CIA en México vigiló a Oswald durante su estancia de cuatro días en la capital del país. En ese momento ya hablaba abiertamente en el consulado cubano de matar a Kennedy. Así lo han recogido documentos desclasificados con anterioridad. La CIA nunca ha dicho si estaba enterada de estos planes o cuándo supo de ellos.

Entre los papeles que este jueves verán la luz hay cables,correspondencia, reportes, fotos y material relacionado con agentes contrarios a Kennedy enrolados en operaciones anticastristas.

Hasta ahora esos documentos eran intocables. Estaban protegidos por una ley aprobada en 1992, que expira este jueves. En los mentideros políticos de Washington se sabe que la CIA ha estado presionando para que no salgan a la luz porque pueden desvelar modos de proceder y programas que han estado vigentes hasta los años noventa.

Oswald era un marine desertor, casado con una rusa. Se exilió en la Unión Soviética, fracasó, regresó a Texas, volvió a fracasar y supuestamente fue a México a conseguir un visado para regresar a Moscú. Para llegar a territorio mexicano se hizo pasar por fotógrafo. Subió a una guagua y cruzó el Río Bravo. En las veinte horas que duró el viaje hizo buenas migas con dos turistas australianos a los que les confesó que era comunista y les recomendó que se hospedaran en el hotel Cuba.

Al llegar a Ciudad México lo primero que hizo fue ir a la embajada cubana a solicitar un visado de tránsito hacia la URSS. Allí se presentó como miembro del Partido Comunista de EEUU. Lo atendió la funcionaria Silvia Tirado de Durán, con la que luego tuvo una aventura extramatrimonial.

De ahí salió a hacerse unas fotos que necesitaba y, de paso, llegó a la legación rusa donde se entrevistó con dos miembros de la KGB. Éstos le negaron un visado inmediato, como él quería. Sin ese visado, Cuba no le concedió la visa de tránsito. Oswald se puso de los nervios y tuvo que salir el cónsul a hablar con él. No logró calmarlo y el diplomático perdió los papeles y terminó diciéndole que no le concedería la visa.

La noche antes de irse de México, Oswald estuvo en una fiesta organizada por cubanos. A la celebración acudió Elena Garro, la exmujer del escritor Octavio Paz, que lo vio primero hablando con dos hombres y luego con la funcionaria de la embajada cubana, con la que tuvo el 'affaire'. Al día siguiente se marchó a los Estados Unidos. El 22 de noviembre mató a Kennedy y dos días después lo eliminó a él el mafioso Jack Ruby.

Esta noticia es de hace 2 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.