Dolor de espalda. Foto © Flickr

La mala calidad del sueño y los dolores cervicales están relacionados

Este artículo es de hace 2 años

Dormir poco o no dormir bien puede producir dolor cervical, también la calidad del sueño puede estar relacionado con la intensidad del dolor. En tanto se ha demostrado que esta relación no existe para los dolores lumbares.

El dolor lumbar es la principal causa de discapacidad en el mundo y el dolor en la cervical ocupa el cuarto lugar. Los casos de dolor lumbar y cervical agudos representan el 80 % de los dolores de espalda y se curan espontáneamente.

Existe una relación demostrada entre el dolor de cuello o espalda y los problemas de sueño, un estudio realizado con 422 pacientes con dolor cervical publicado en la revista The Clinical Journal of Pain se comprobó que el 62,2 por ciento de los pacientes con dolor cervical dormían mal también se demostró que la respuesta al tratamiento es mejor si la calidad del sueño es mejor. La intensidad del dolor no predecía la evolución de la calidad del sueño, mientras que la probabilidad de que el dolor no mejorara era un 191 por ciento mayor en aquellos que tenían mala calidad de sueño. De hecho, del trabajo se concluye que "cuanto peor duermen los pacientes, peor es el pronóstico".

En los pacientes con dolor cervical en los que la calidad del sueño mejoró en los tres meses de observación, era un 348 por ciento más probable que mejorara la evolución del dolor y un 502 por ciento que lo hiciera el grado de discapacidad.

Los estudiosos concluyen que es necesario investigar más para conocer bien cómoo se establece la asociación entre el dolor cervical y la calidad del sueño. Quizás dormir mal puede influir en el mecanismo neurológico que procesa el dolor, lo que puede ayudar a que se perciba con más intensidad, también puede influir en la contractura muscular.

Los resultados de este estudio recomiendan que en los pacientes con dolor cervical se analice la calidad de sueño y si se determinan dificultades se recomienda tomar medidas que pudieran comenzar con la práctica de técnicas orientales, como el tai chi, el yoga o la rejalación y si estas técnicas no mejoran el sueño llegar incluso al uso de algunos somníferos.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.