Cuba, la bebida que no existe Foto © @Cubabev

Fracasa el lanzamiento de una bebida que lleva el nombre de Cuba

Este artículo es de hace 3 años

El publicitado lanzamiento de una bebida con el nombre de Cuba, bajo el auspicio de la empresa matriz, Cuba Beverage Company, ha sido todo un fracaso, según publica el diario San Diego Reader.

Se trataba de una "nueva agua de manantial alcalina completamente natural", con la cual la compañía esperaba "atraer nuevas inversiones", explicó el director ejecutivo de la compañía, Alex Procopio, en marzo de este 2017.  Al parecer, todo empezó con mal pie y ni siquiera pudieron pagarle a la firma de relaciones públicas que realizó la campaña de divulgación del producto.

Sin embargo, lo más curioso de esta Cuba Beverage Company, destaca el San Diego Reader, es que los datos que aparecen recogidos en su página web no conducen a ningún lado. El número de teléfono no está en servicio. Sus acciones, según la página Yahoo.com, se venden en $0.00. Y lo más curioso, destaca el artículo es que "su sitio web se jacta de que su jugo de energía herbal fue desarrollado bajo la dirección de los mejores científicos de la industria' y es 'un líder en la categoría de salud y bienestar". Sin embargo, la compañía parece ser una empresa fantasma.

Su última información financiera revela que las ventas de 2016 fueron cero. Sus redes sociales están desactualizadas completamente.

Facebook de Cuba Beverage Company, su última publicación corresponde al 8 de marzo del 2017.
La red social de Twitter de la compañía no se actualiza desde el 2015. 

A pesar de eso, hubo quien se sintió atraído por la publicidad y decidió poner dinero de su bolsillo en la empresa. Tal es el caso de Margaret Willett de La Jolla, quien la semana pasada presentó una demanda contra Procopio, y los abogados Jonathan Shiff y Luke Zouvas, además del ex director financiero Mark Zouvas (hermano de Luke). De la Jolla, compró acciones de la bebida Cuba por valor de 150.000 dólares y ahora, al parecer, ha perdido el dinero.

Según la demanda, Procopio habría utilizado un sistema conocido como "bombeo y descarga" de las acciones; o lo que es lo mismo: "inflaron" el valor de la compañía, y cuando acumularon un buen dividendo, simplemente dejaron que esta se deinflara, pero Mark y Luke Zuvas dicen que ellos nunca han vendido una sola acción de la compañía, y han presentado una contrademanda por difamación contra de la Jolla.

Sin teléfono, sin acciones, sin agua mineral alcalina para vender, la pregunta que flota en el aire es: ¿dónde está Cuba? ¿Existe?

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985