Víctor Víctor Mesa Foto © Play Off Magazine / Yuhki Ohboshi

Jonrón con bases llenas de Víctor Víctor Mesa decide choque Industriales-Pinar del Río

Esta noticia es de hace 2 años

Un grand slam de Víctor Víctor Mesa en el séptimo inning completó una tremenda remontada de Industriales, que derrotó a Pinar del Río este viernes en la continuación de la 57 Serie Nacional de Béisbol.

El batazo de Víctor consumó una rebelión Azul en el inning de la suerte, luego de que el refuerzo camagüeyano Yosimar Cousín ejerciera un dominio casi absoluto durante 6 entradas, con el respaldo de 4 carreras de ventaja. Sin embargo, aunque los tiros de noventa y tantas millas del joven lanzador pudieran hacer estragos en cualquier batería, los ceros que colgó en la pizarra del Latinoamericano parecían responder más a problemas de bateo en el equipo que dirige Víctor Mesa. Tan es así, que Cousín tuvo que ser rescatado de urgencia por la dirección de su equipo en un séptimo inning donde Wilfredo Aroche, Yoandry Urgellés y Yordanis Samón produjeron conexiones que salieron como truenos de sus bates.

La llegada del mejor relevista pinareño, Isbel Herández, debió poner fin a la amenaza, pues obligó a Alexander Malleta a dar un rolling inofensivo que hubiera servido como doble play para matar la entrada.

Pero un error de Donal Duarte en segunda base le dio a Industriales la hendidura que necesitaba para poner en marcha su maquinaria ofensiva (error que no fue de Donal, sino de la dirección de Pinar por ponerlo a jugar en segunda, para hacerle un hueco en tercera al refuerzo pirata Michel Enríquez).

Es cierto que en el béisbol moderno los jugadores no se casan con una posición, sino que están obligados a aprender la posición que necesite llenar su equipo. Pero el béisbol en Cuba ni es moderno, ni Donal es ya tan joven como para cambiar. En estos días en que las trasmisiones televisivas del béisbol cubano se alternan con los Play Off de las Grandes Ligas, se ha abusado hasta el cansancio de esa frase: "béisbol moderno". Así, muchas decisiones o jugadas polémicas y cuestionables son aprobadas rápidamente por los comentaristas deportivos con entusiasmo. Las ven y dicen: "¡Béisbol moderno!".

Creo que nuestros comentaristas deberían tener un poco de cautela con eso, porque están perdiendo la oportunidad de analizar con mesura sucesos únicos que ocurren en nuestro béisbol, que no es igual que el que se juega en la MLB. Quizás llegue el día en que ambas formas de jugar pelota se comuniquen como debería ser, y creen lazos de identidad, algo que mucha falta nos hace. Pero incluso ese día, creo que seguiremos jugando un béisbol más tropical que moderno, más cubano que actual. En cualquier caso, y en lo que llega ese día, nuestro béisbol no es moderno, y para bien o para mal, se parece menos al que se juega hoy en Estados Unidos que al que jugaban Luis Giraldo Casanova, Víctor Mesa y Orestes Kindelán, quienes son, dicho sea de paso, los entrenadores de los peloteros de hoy.

El error de Donal produjo par de carreras y un machucón de Yorbert Sánchez trajo el empate, con un excelente corrido de tercera a home hecho por Joasán Guillén. A continuación Jorge Tartabull llenó las almohadillas con hit en toque de bola y entonces vino el jonronazo decisivo de Víctor Víctor.

Con la jugada de Guillén se produjo una situación insólita, o más bien ridícula. Tras escapársele Guillén en home a Olber Peña, dos corredores aprovecharon el despiste del receptor para avanzar una base. Pero los árbitros los mandaron a regresar porque la dirección pinareña pidió revisión del video, quitándole legitimidad a la jugada continuada. Aunque la decisión parece una violación de regla, lo que resulta ridículo viniendo de unos árbitros, deja en entredicho el futuro en nuestro béisbol de la jugada continuada. ¿A partir de ahora, la petición de un mánager de revisar video decretará automáticamente la bola muerta? Con ello, técnicamente, la jugada continuada estaría desapareciendo de nuestra pelota. Como sugirió Reinier González, ante la duda de los árbitros, la lógica debería tener más importancia en nuestros juegos de béisbol.

La victoria Azul fue a la cuenta de Eddy Abel García, quien cubrió los últimos 4 innings con un único indiscutible permitido, y le dio a Industriales ventaja en la serie particular contra Pinar, que ahora le favorece 3 victorias por 2.

La derrota de Pinar le puso a tiro de Granma, que le alcanzó en la cuarta posición del campeonato tras derrotar dos veces a Artemisa, 3-2 y 4-1. En estos encuentros, Lázaro Blanco le ganó el duelo al avileño Vladimir García, y el villaclareño Alain Sánchez tuvo un exitoso debut con los Alazanes. Guillermo Avilés aportó al primer triunfo con cuadrangular, y Lázaro Cedeño lo hizo en el del cierre.

Con estas derrotas, los Cazadores comenzaron una peligrosa marcha de cangrejo, y ya están aislados en el sótano, con 3 juegos de diferencia.

Todo lo contrario le acontece a Matanzas, que volvió a vencer a Las Tunas, esta vez 3 carreras por 2. Otro importado, el avileño Dachel Duquesne, fue dueño de su lomita durante todo el juego, con 5 hits y una limpia permitidas, y 7 ponches recetados. Otro tigre, Yorbis Borroto, se fue de 4-2 con jonrón incluido, y su ahora compañero Jefferson Delgado lo imitó. Para completar la labor avileña, Osvaldo Vázquez aportó como cuarto bate con par de hits en 4 turnos. Yudier Rondón la botó por los leñadores.

Posiciones

Industriales 34-12 (739)

Las Tunas 30-16 (652), 4

Matanzas 30-17 (638), 4,5

Pinar del Río 28-19 (596), 6,5

Granma 28-19 (596), 6,5

Artemisa 25-22 (532), 9,5

Esta noticia es de hace 2 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.