Reducen sentencia al criminal que asesinó a un hombre frente a sus hijos en Miami

Este artículo es de hace 3 años

Familiares de Paul Sarnecki, un hombre que fue abatido a tiros en agosto de 1991 delante de sus hijos, dijeron sentirse contrariados con la decisión de la jueza Victoria Del Pino, quien redujo la sentencia de uno de los disparadores a 55 años de prisión, lo que significa que en 15 años pudiera salir libre.

Nakia Huggins, uno de los tres asesinos que dieron muerte a Sarnecki , había sido condenado a cadena perpetua hace 26 años.

Huggins, que en aquel entonces tenía solamente 16 años, hubiera continuado en la cárcel toda una vida pero una nueva decisión del Tribunal Supremo, ha obligado a los magistrados de la Florida y de otros estados a revisar las sentencias de cadena perpetua sin la posibilidad de libertad condicional para los menores condenados por asesinato.

Tras la decisión del Supremo, influenciada por el caso de Miller v. Alabama en 2012, y su consideración de que "las condenas de cadena perpetua equivalían a un castigo cruel e inusual", los jueces han tomado en cuenta la edad de los criminales como un punto importante, ya que el ambiente, la crianza en el hogar, la presión de los grupos de amigos y otras "atenuantes" impulsan los comportamientos delictivos.

Bajo esta nueva perspectiva, Huggins, quien asesinó a Sarnecki cuando este salía en su auto del restaurante en Miami del cual era dueño, ha sido beneficiado por el dictamen de la jueza Del Pino.

"Estoy casi en estado de shock', dijo la viuda Lori Sarnecki justo después que terminara la audiencia.

Lori, explicó que ella a pesar de haber perdonado al asesino de su esposo, cree que este debe permanecer en prisión.

"Perdono a Nakia, pero personalmente creo que necesita permanecer en prisión. Hay consecuencias para las acciones".

Huggins, quien en prisión tomó parte en un acto incendiario por el que recibió una condena adicional, deberá estar fuera de las rejas en el año 2032. 

La jueza dijo que la decisión que tomó siendo un adolescente "ya no define su comportamiento".

El fiscal de Miami-Dade, Abbe Rifkin, comentó que su oficina explorará si puede apelar la nueva sentencia.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985