Alimentación en Cuba Foto © CiberCuba

PMA ayuda a paliar el impacto de la sequía en la alimentación de los cubanos

Este artículo es de hace 3 años

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, que donó a Cuba 7.2 millones de dólares tras el paso del huracán Irma, se centra ahora en paliar los riesgos alimentarios que pueda acarrear la intensa sequía en el oriente cubano.

Según reportan medios de la isla, el PMA se encuentra implementando cuatro nuevas herramientas para reducir el impacto negativo de la sequía en la seguridad alimentaria de unos 20 municipios al extremo oriental de Cuba.

Las iniciativas serán puestas en práctica hasta el mes de enero del año próximo, e incluyen una herramienta tipo ‘check-list’ que permitirá a los campesinos identificar las vulnerabilidades de su finca o cooperativa ante la temporada de sequía y obtener información sobre lo que queda por hacer para atenuar su impacto.

Otro de los instrumentos se centra en mejorar la vigilancia, información y acciones tempranas de reducción de riesgos; así como el monitoreo continuo por parte de especialistas en meteorología y en servicio hidrológico.

El comunicado del PMA, citado por la estatal Prensa Latina, agrega que las metodologías fueron diseñadas durante un año por más de 200 especialistas, autoridades de gobierno, periodistas y campesinos de las provincias orientales del país, con apoyo del PMA y el PNUD.

De acuerdo con la publicación, el impacto de la sequía sobre la producción de alimentos y la ganadería de Cuba son notables, con consecuencias negativas sobre la seguridad alimentaria y nutricional.

En tal sentido, la oficial de Política y Programa de la oficina del PMA en Cuba, Gabriela Hernández, ha indicado que la construcción colectiva de herramientas para el manejo integral de la sequía en el Oriente de Cuba podría extenderse como modelo a otros territorios del país.

Tras el paso del huracán Irma por el litoral norte cubano, el PMA anunció que se encontraba “listo” para asistir a al menos 275 000 personas durante el primer mes de recuperación.

En aquel momento, David Beasley, director ejecutivo del Programa, visitó La Habana y anunció la "disponibilidad de recursos financieros para la adquisición de alimentos de manera inmediata".

De igual forma, la entidad confirmó que donaría a Cuba unos 1,5 millones de dólares en alimentos y otros 5,7 en asistencia alimentaria para los afectados por el devastador huracán.


 

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985