Zona de Especial Desarrollo del Mariel. Foto © Trabajadores

Medio oficialista cubano critica "el bloqueo interno" que retrasa la inversión extranjera

Este artículo es de hace 3 años

El medio oficialista Cubadebate ha criticado el retraso de inversiones extranjeras en la Isla por "el bloqueo interno". Entre las causas destacan los "enredos burocráticos, deformaciones del entorno bancario y financiero nacional", pero también la doble moneda, un conjunto que puede desmotivar a los empresarios interesados en emprender negocios con Cuba.

Eso hace que el capital extranjero entre "con una cachaza que contradice las urgencias" de la economía cubana y las indicaciones políticas que ven ese dinero no como "socorro" sino como "pulmón".

Según Cubadebate, el embargo económico influye, pero no es determinante en el retraso de las inversiones. La mayor expansión de inversión extranjera en la Isla se produjo en los años 90 y en 2002 se registró un récord de contratos con el bloqueo económico de EE.UU. en pie. El retraso se debe a que las empresas cubanas no están ni preparadas ni motivadas para asumir "más responsabilidad que beneficio inmediato para la organización empresarial y sus trabajadores", apunta el sitio web oficialista.

Y no son éstas las únicas razones por las que la inversión extranjera se ha desligado de Cuba, según Cubadebate. "Dudas, temores al fantasma del mercado y sordas resistencias internas se adivinan en la dilatación de las negociaciones y en trabas a los empresarios extranjeros para contratar personal y servicios cubanos". Resumiendo, la culpa es de "la mentalidad obsoleta llena de prejuicios contra la inversión foránea", que ha criticado Raúl Castro.

Cuabadebate pone así de ejemplo el apremio con que en abril del año 2014 se convocó al Parlamento para aprobar la Ley de Inversión Extranjera. Sin embargo, la premura no se corresponde con la realidad y la ley parece haberse aprobado sólo para ser incluida en los documentos del IV Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Desde entonces se han firmado inversiones en el sector de la minería, energía y turismo, pero muy por debajo de lo deseable. Por ejemplo, para este año estaba prevista una inversión de 7.800 millones de dólares y sólo se ha concretado un 6,5% en el primer semestre del año, según los datos que maneja Cubadebate.

Lo que en porcentajes no se ve tan claro, sí se aprecia al revisar los números. De los entre 2.000 y 2.500 millones de dólares que Cuba necesitaba captar de inversión extranjera para que la economía creciera este año, sólo se han cerrado 510 millones.

Otra cifra más elocuente aún: la práctica demuestra que para que haya crecimiento se necesita que al menos el 20% del PIB sea de inversión extranjera. En Cuba se queda en la mitad (10 millones).

En los seis primeros meses de 2017 ha habido un cambio de tendencia. El ministro de Economía, Ricardo Cabrisas, informó de que de enero a junio se ha dado luz verde a 11 proyectos de inversiones extranjeras y a dos reinversiones en un par de planes ya en marcha. Eso se traducirá en una inversión de 1.134 millones de dólares en los próximos años. Esa misma cantidad fue la que pactó en los dos años posteriores a la aprobación de la Ley de Inversión Extranjera. O sea, se ha hecho más en seis meses que en los 24 anteriores.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985