El ciudadano mexicano Rubén Cárdenas en una imagen de archivo Foto © Houston Chronicle

Texas ignora las presiones internacionales y ejecuta a ciudadano mexicano (+VÍDEO)

Este artículo es de hace 2 años

Reuters.- El estado de Texas ignoró las presiones internacionales de México, la ONU y la CIDH y ejecutó el miércoles por la noche al ciudadano mexicano Rubén Cárdenas, de 47 años.

El deceso se consumó mediante inyección letal en la cámara de ejecuciones del citado estado en Huntsville, a las 22.26 hora local.

Así lo explicó el vicejefe de personal del Departamento de Justicia Penal, Jason Clark, en una llamada telefónica.

El hombre fue hallado culpable del secuestro, violación y asesinato, en febrero de 1997, de su prima de 16 años, Mayra Laguna, en el sur de Texas. El condenado dijo a los investigadores que había consumido cocaína.

El caso de Cárdenas provocó protestas de diplomáticos mexicanos, que habían dicho que los fiscales de Texas no siguieron el debido proceso y no permitieron que Cárdenas hablara con funcionarios consulares mexicanos.

Minutos después de concretarse, el Gobierno mexicano condenó la ejecución, así como a la falta de cumplimiento de lo ordenado por la Corte Internacional de Justicia.

Condena del Gobierno de México

"El señor Cárdenas Ramírez es el quinto mexicano ejecutado en franca violación al fallo emitido por la Corte Internacional de Justicia en el caso Avena, el 31 de marzo de 2004", dijo la cancillería en un comunicado.

"En tal virtud, el gobierno mexicano expresa su más enérgica protesta por el incumplimiento de Estados Unidos y el estado de Texas a la decisión de la máxima instancia judicial internacional, la cual ordenó a ese país revisar y reconsiderar el veredicto de culpabilidad y la sentencia impuesta", subrayó.

El Senado de México había pedido al presidente Enrique Peña Nieto que solicitara al gobernador de Texas, Greg Abbott, y al mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, un nuevo juicio.

Marcela Guerra, senadora del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) que encabeza el comité de Relaciones Exteriores para América del Norte, había pedido a Abbott que intercediera, con el argumento de que los derechos de Cárdenas fueron violados.

Guerra dijo que había pruebas sólidas de que Cárdenas podría haber hecho una confesión bajo coacción, lo que es completamente ilegal.

Dos expertos en derechos humanos que asesoran a las Naciones Unidas dijeron en una declaración esta semana en Ginebra que si Texas ejecuta a Cárdenas, el Gobierno de Estados Unidos habrá implementado una pena de muerte sin cumplir con los estándares internacionales de derechos humanos.

Anteriormente el miércoles, Florida ejecutó a Patrick Hannon, de 53 años, quien fue declarado culpable de los asesinatos de dos hombres en enero de 1991. (Reporte de Bernie Woodall en Fort Lauderdale; reporte adicional de Dave Graham y Adriana Barrera en Ciudad de México)

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985