Foto © CiberCuba

Airbnb sale ganando con las nuevas restricciones de Trump a Cuba

Este artículo es de hace 2 años

Las restricciones a Cuba que implementó ayer jueves el Gobierno de EE.UU. ―tras haberlas anunciado el miércoles de esta misma semana― favorecerían a la popular compañía norteamericana Airbnb, que tiene una creciente presencia en la Isla, pues Cuba figura como uno de los mercados de más rápido crecimiento de la compañía estadounidense.

Un reporte reciente de la cadena ABC señala que los norteamericanos que no viajen a la Isla con un grupo organizado, pueden utilizar una categoría llamada “apoyo al pueblo cubano”.

Hay que recordar que sigue siendo ilegal que los estadounidenses visiten Cuba solo por turismo, aunque en la práctica muchos lo acaben consiguiendo a través de alguna de las doce categorías que Barack Obama estableció, y en la que se incluye como una de ellas la citada.

Por tanto, como el objetivo sería ayudar directamente a las empresas privadas y no pagar los hoteles del Gobierno, quedarse en un Airbnb contaría como una forma de apoyo al pueblo cubano.

No obstante, el simple hecho de hospedarse en un Airbnb y comer en restaurantes de propiedad privada no sería suficiente para calificar en la categoría de “apoyo al pueblo cubano” y justificar de ese modo un viaje a Cuba.

Las restricciones subrayan que se debe disponer de un “cronograma de actividades a tiempo completo”, que incluya un contacto “significativo” con el pueblo cubano, apoye a su sociedad o promueva su “independencia de las autoridades cubanas”.

No obstante, Airbnb sigue confiando en sacar ventaja de las nuevas medidas. En un comunicado difundido por The Hill, explican que: "Airbnb se fundó con la creencia de que viajar ayuda a romper las barreras entre las personas y los países y contribuye a una mayor comprensión del mundo”.

Y añaden: "Apreciamos que los anfitriones sigan teniendo la oportunidad de compartir su espacio y que los invitados puedan continuar visitando la Isla. Los anfitriones en Cuba han recibido invitados de todo el mundo y estas regulaciones permitirán a Airbnb seguir apoyando a los cubanos individuales que comparten sus hogares".

Desde que Airbnb comenzó a operar en la Isla, en la primavera de 2015, se han incluido al menos 22 mil habitaciones cubanas en el sitio de reserva de viajes, y se han pagado 40 millones de dólares a personas cubanas que compartían su casa. A ello se suma que alrededor del 35 % de los huéspedes de Airbnb de Cuba son estadounidenses.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985