Devoto con imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre Foto © IPS Cuba

La Iglesia Católica cubana renueva cargos en la Conferencia de Obispos

Este artículo es de hace 3 años

La Habana, 10 nov (EFE).- Emilio Aranguren, obispo de la diócesis de Holguín, fue elegido como nuevo presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), según confirmó hoy a Efe un portavoz de la Iglesia, que también renovó otros cargos directivos.

Elegido para un periodo de tres años, Aranguren sustituye al Arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García, quien ocupó la presidencia de la COCC durante dos mandatos desde el año 2009.

El nuevo titular de la COCC dijo que quiere realizar "un buen servicio de coordinación, animación y comunión", como continuidad de la labor de su antecesor y cumplir los deseos de renovación pastoral a todo nivel expresados por el papa Francisco, según la publicación digital Holguín Católico.

Nacido en Santa Clara el 2 de septiembre de 1950, de padres emigrantes del País Vasco (España), Aranguren fue ordenado sacerdote en 1976, luego fue nombrado obispo de la diócesis de la provincia central de Cienfuegos en 1995, y desde noviembre de 2005 estuvo al frente del obispado de Holguín.

Los obispos católicos cubanos también ratificaron en la vicepresidencia de la Conferencia al obispo de la diócesis de la ciudad central de Santa Clara, Arturo González, y como secretario, al obispo auxiliar de La Habana, Juan de Dios Hernández, durante una reunión celebrada en el Santuario de la Patrona de la isla, la Virgen de la Caridad de El Cobre, en Santiago de Cuba.

Para integrar la Comisión Permanente fueron elegidos el Arzobispo de La Habana, Juan García, y el Arzobispo de Santiago, Dionisio García.

Desde hace algunos años, las relaciones Iglesia-Estado en la isla comunista han experimentado una mejora, algo a lo que han contribuido las sucesivas visitas de tres papas al país caribeño.

El último de ellos, en 2015, fue Francisco, quien desempeñó un papel destacado en el histórico restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos anunciado en diciembre del 2014, tras más de medio siglo de enemistad.

En medio de esa distensión, el Estado ha llevado a cabo la devolución de templos, inmuebles y terrenos que fueron expropiados a la iglesia católica por la revolución y ha autorizado la construcción de nuevos templos, entre otros gestos.

Pero la Iglesia mantiene su reclamo de más espacios públicos de contacto con el pueblo en áreas como la educación o los medios de comunicación, que en la isla son todos estatales.

Se calcula que en Cuba un 60 % de la población -de 11,2 millones de habitantes- es católica, sobre la base de personas bautizadas, aunque el porcentaje de cubanos que asiste a misa dominical se reduce a un 2 %.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985