Trata de mujeres en España Foto © Observatorio Violencia

Tratante de mujeres se confiesa: " Las compré y vendí como si fueran ganado"

Este artículo es de hace 3 años

Un invididuo que durante más de 20 años se dedicó a la compra y venta de mujeres en España,  relata en una especie de confesión autobiográfica, que él compró y vendió mujeres "como si fueran ganado".

"Yo surtí, durante años, a doce de los mejores macroburdeles que existen en la actualidad en España. Los llené de esa materia prima que los puteros llaman 'carne fresca', día a día. Y jamás me paré a pensar si la mercancía que yo importaba eran personas como yo. Ellas eran otra cosa. Eran putas", dice "Miguel el Músico", uno de los primeros grandes jefes de la trata y secuestro de mujeres en España en la década de los 90.

"El Músico" relata que en esa época "fueron los propios clubes, a través de una estructura mafiosa con infiltraciones en policía, justicia y política, los que empezaron a 'importar' miles de mujeres extranjeras engañadas" al país.

En su larga confesión, que publicó la editorial Alrevés bajo el título "El Proxeneta", Miguel revela intimidades tales como que ese negocio mueve alrededor de 5 millones de Euros al día. Tan solo en el año 2016, 14 mil mujeres fueron identificadas en España como víctimas de la prostitución.

Para demostrarlo, relató la historia de la llegada al país en el año 2000, de "la selección nacional española de Taekwando", una de las muchas operaciones en las que estuvo involucrado y que asegura fue enmascarada bajo una fachada "deportiva".

Ataviadas como deportistas,19 chicas desfilaron por los oficiales de inmigración y nunca más regresaron a Colombia. No eran ni siquiera deportistas, pero en su país obtuvieron el visado correspondiente para viajar a Europa, e incluso tenían ficha federativa y traían un plan "competitivo".

En Colombia, en aquel entonces, no existía ninguna federación de artes marciales, y quien las trajo a España asegura que ninguna de ellas había puesto un pie en un tatami; pero entraron al país acompañadas por su "entrenador" que era nada más y nada menos que el mismo hombre que las había comprado en Colombia.

En Valdepeñas, horas después de su llegada, les quitaron los monos deportivos y las vistieron con lencería ligera para ser exhibidas ante potenciales compradores.

"El Músico" dice que a esas mujeres no se les debe mirar como algo tuyo, sino como "la materia prima de tu negocio".

"Simplemente es una propiedad, como la CocaCola que vendes, y hay que tratarla como tal. Si te involucras en su vida o en sus problemas, te puede afectar, porque esa mercancía tiene sentimientos (...)", asegura.

Algunas, cansadas de tanto engaño terminaron suicidándose, otras enfermas como el caso de Lucía, quien tenía inicialmente la intención de trabajar un tiempo, pagar su deuda, y volver a Colombia. Terminó ingresada - luego de un intento de suicidio - en un hospital siquiátrico.

"Llegamos a ser los propietarios de algunos de los mejores burdeles de España: El Leidys, en Denia; El Glamour, en Córdoba; El Privé, en Tarragona; La Rosa Élite y El Venus, en Valdepeñas; Los Charlys, en Consolación; El Estel, en el Vendrell; El París, en Puerto de Sagunto; El Cuatro Hermanas, en el Puxol; Las Palmeras, en Castellón..."

Es la historia del esclavismo del Siglo XXI, en España, un país, "en el que no está perseguido penalmente el proxenetismo en todas sus formas".

Con información de El País.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985