Carlos Beltran Foto © Wikimedia Commons

Carlos Beltrán se retira: “Lo que más vale en este juego es la humildad”

Este artículo es de hace 2 años

“Llevo ya un tiempo contemplando esta decisión. En verano, cuando estuve en Houston, el tiempo que estuve solo por allá sin la familia me hizo pensar que ya era el momento. Como pelotero estoy sumamente agradecido por la oportunidad que Dios me ha dado por jugar este deporte por tantos años y yo sabía que en algún momento pues esto iba a llegar”.

Uno de los peloteros más grandes de la historia de Puerto Rico, Carlos Beltrán, no volverá a los terrenos de pelota. Después de dos décadas dando palos, el poderoso outfielder ha decidido colgar los spikes en un momento especialmente grande en su carrera, pues acaba de ganar un anillo de Serie Mundial con la franela de los Astros de Houston.

“Han sido 20 años metiendo mano, trabajando fuerte, altas y bajas, salud, lesiones, operaciones, trabajar, rehabilitarse, los viajes, dejar la familia atrás. (…)Honestamente ganar la Serie Mundial fue espectacular. Pero si la ganábamos o no la ganábamos, comoquiera yo iba a tomar la decisión”, le comentó el boricua a Marly Rivera, de ESPN Digital.

En la entrevista, Beltrán no ocultó su aspiración de ser electo algún día al Salón de la Fama.

“Yo creo que haber jugado por muchos años me dio la posibilidad de acumular números grandes que yo sé que me ponen en esa conversación”, señaló. “Al final del día, yo no soy quien decido si entro o no entro. Eso les pertenece a los reporteros que cubren a uno durante los años de carrera de uno”.

Tras vestir el uniforme de siete conjuntos ligamayoristas, la estrella caribeña acumuló 435 jonrones, 1587 remolques, 312 robos, nueve Juegos de Estrellas, tres Guantes de Oro y dos Bates de Plata. Preguntado sobre los momentos más importantes de su aventura beisbolera, señaló:

“Yo tengo dos, en verdad. Cuando gané Novato del Año en 1999 fue una cosa increíble para mí porque yo dije 'guau, todos los novatos que jugaron en las Grandes Ligas y me hayan escogido', fue espectacular. Me fue espectacular ese año. El segundo fue la primera experiencia en los playoffs cuando me cambian en el 2004 para Houston. Cuando uno experimenta playoffs dices esto hay que jugarlo todos los años; hay que trabajar duro para llegar a este momento y eso fue una experiencia espectacular en mi carrera”.

Presente con la selección de su país en las cuatro ediciones celebradas del Clásico Mundial (“representar a mi gente y representar mi cultura fue uno de los momentos también más bonitos de mi carrera”), Beltrán detalló los nuevos horizontes de su vida.

“Me emociona compartir con mi familia; tener la oportunidad de pasar tiempo con los hijos de uno. Hacer cosas que, por ejemplo, yo no sé lo que es un verano, desde que firmé como pelotero profesional en el 1995, me emocionan esas cosas y quiero compartirlas con la familia. Poder viajar. Poder conocer el mundo. Poder pasar tiempo en la escuela de Puerto Rico con los muchachos. No es que me estoy tampoco yendo del béisbol, así que no me voy a desaparecer y nadie va a saber de mí. No, el béisbol es parte de mi vida, es parte de mi carrera. Dios me dio esta oportunidad y esta bendición y de alguna manera u otra yo quiero seguir impactando el juego, pero en un ámbito diferente”.

Por último, el hombre que brilló sobremanera con Kansas City y los Mets dejó un mensaje a sus coequiperos en Houston, especialmente para Carlos Correa y José Altuve.

“Lo que yo les digo a ellos es que yo sé que ellos van a ser buenos jugadores por muchos años, eso no hay duda de eso, el talento es increíble y las habilidades son espectaculares. Pero les dije que sientan orgullo por ser buenos compañeros. Para mí eso es lo más importante y ese el mensaje que les quise pasar. A pesar que uno tiene la responsabilidad todos los días de ir al parque de trabajar y meter mano y poner números, también uno tiene la responsabilidad de ir al parque e impactar a compañeros de una manera positiva, compartiendo información, ayudándolos, metiéndose a ver videos con él, sintiendo compasión por los demás. Si sientes compasión por tus compañeros, de eso se trata; se trata de un equipo que está unido todo el año trabajando fuerte. Ese fue el mensaje que les quise dejar, y ellos son muchachos sumamente buenos, sumamente humildes, y lo que más vale en este juego es la humildad”.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Michel Contreras

Periodista de CiberCuba, especializado en béisbol, fútbol y ajedrez.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Michel Contreras

Periodista de CiberCuba, especializado en béisbol, fútbol y ajedrez.