Aaron Judge y Cody Bellinger Foto © Wikimedia Commons

La inevitable unanimidad de Judge y Bellinger

Este artículo es de hace 3 años

No podía ser de otra manera: Aaron Judge y Cody Bellinger obtuvieron las puntuaciones máximas en las votaciones para Rookie of the Year de 2017.

O bueno, sí, en verdad pudo ocurrir algo distinto. Podía ser, por ejemplo, que el imbécil que le negó el sufragio rumbo a Cooperstown a Ken Griffey Jr. estuviera presente en las boletas. Pero no. Hubo justicia plena por la vía de la unanimidad, esa palabra tan familiar a los cubanos.

Habría sido verdaderamente infame que uno solo de los treinta votantes no se decantara por Judge, el gigantón de 52 jonrones con los Yanquis; y Bellinger, el recordista para novatos de la Liga Nacional con 39.

150 puntos acumularon cada uno, solo la cuarta vez en la historia que ello ocurre. A saber, Benito Santiago y Mark McGwire lo hicieron en 1987, Mike Piazza y Tim Salmon en 1993 y Scott Rolen y Nomar Garciaparra en 1997.

Poco, como no fuera batallar por el segundo puesto, les dejaron a los otros. El outfielder de Boston Andrew Benintendi sumó 75 rayas para marcar detrás del Juez entre los aspirantes de la Americana, mientras el torpedero de los Cardenales Paul DeJong acumuló 56 y quedó a un paso de la gloria en el más viejo de los circuitos, aventajado por el multifacético debutante de los Dodgers.

Tras oficializarse sus coronaciones, cada uno tuvo palabras elogiosas para el otro.

“Soy un gran fanático de él”, dijo Bellinger de Judge. “Lo conocí durante el Juego de Estrellas y es alguien muy humilde. Creo que ambos estamos reflexionando, ahora que terminó la temporada, sobre la clase de campañas que tuvimos”.

“Cody es el paquete completo”, apuntó el otro. “Fue alguien que jugó como un primera base de alto nivel. Te sale a patrullar con solvencia en el jardín central, el izquierdo, el derecho, donde le pongan. Tener esa clase de versatilidad y producir esos números que tuvo es algo que no se encuentra a menudo”.

Ahora, mientras Bellinger extendió a dos los premios consecutivos de este tipo para su franquicia (en 2016 la elección recayó en su compañero Corey Seager), Judge deberá esperar al jueves para saber si se convierte en el tercer jugador que se erige en Novato del Año y MVP en la misma temporada, tras Fred Lynn en 1975 e Ichiro Suzuki en 2001.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Michel Contreras

Periodista de CiberCuba, especializado en béisbol, fútbol y ajedrez.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Michel Contreras

Periodista de CiberCuba, especializado en béisbol, fútbol y ajedrez.