Panadería de Cuba Foto © CiberCuba/José Roberto Loo Vázquez

D'Zeus: pasteles y panes en Santiago de Cuba dignos del rey de los dioses

Este artículo es de hace 3 años

El nombre «D'Zeus» vino a la mente de Narjhara Vargas Berbes mientras dormía. Rápido lo escribió en un papel porque no quería olvidarlo. Se sorprendió pues no lo veía como «deseo», sino más bien una franca alusión al rey de los dioses del Olimpo, y así de grande era el sueño que acarició por cinco años: tener su propia panadería privada.

"Luego cuando lo escribí y escuché lo bien que sonaba me dije, ese es el nombre". Esta emprendedora santiaguera imaginó cómo sería su panadería, desde el logo, el uniforme, las ofertas, los productos... el tiempo que vivió y viajó por Europa le sirvió para conocer lugares que inspiraron este local, también cursos de culinaria, de cómo hacer un negocio privado y marketing, que recibió en su oriental urbe natal.

"Fui a la culinaria por el título, por tenerlo y porque sirve internacionalmente, pero realmente todo lo que sé es más bien empírico, aprendí a cocinar muy pequeñita con mi abuela, y poco a poco me fui adentrando más en la culinaria. Me incliné más por la panadería, dulcería y pastelería, miré cosas en revistas, recetas en internet, programas de televisión...".

La cocina de su hogar se transformó en un laboratorio. Las tapas de las ollas le sirvieron de molde, las botellas se convirtieron en rodillos y aprender nuevas recetas formó parte de su rutina. Con dos bebés, y muchas ganas de hacer, se inició en este mundo.

"Un día hice un pastel y una persona me dijo «por qué no lo vendes por encargo». Así comencé a hacer pasteles de fruta, de carne, empanadas de pollo, fui creciendo y ganando clientes, llegó un momento que me acostaba a las 4 de la mañana porque tenía muchos encargos y no poseía las cosas necesarias que debe tener una panadería. Fue cuando necesitaba meterme en este proyecto, el de tener un local para hacer pasteles y panes", acota.

Un viaje a España le dio a esta santiaguera la oportunidad de ver negocios similares en Europa y copiar de ellos algunas buenas ideas. Es así que D´Zeus tiene un toque diferente, incluso en una ciudad que recientemente ha visto aparecer algunas panaderías que realmente ostentan una calidad por encima de lo que es costumbre por estos lares.

¿Cómo competir entonces con las ofertas del Estado cuando este tiene mejores precios y materias primas de calidad?

Asegura Narjhara que la única manera es "mantener la calidad, respetar la receta y tratar bien a las personas", explica y añade que "la calidad se mantiene haciendo las cosas siempre bien, no rebajar nada a los productos, a las recetas, cuando uno confecciona la ficha de costo y sabe que obtendrá ganancias no hay necesidad de quitar nada, uno cuando es cuentapropista no debe hacerlo porque es robarse a sí mismo, el negocio es tuyo y es tu interés que la clientela crezca, mientras mantengas la calidad no gastas más material, al contrario, usas más material para ganar más clientes. El detalle está en abaratar costos, tratando de comprar materias primas, vengan de donde vengan, pero más baratas y siempre de calidad".

Desde 2012, siempre los días finales de octubre tienen un sabor bien amargo para los santiagueros al recordarle el paso del huracán Sandy, aunque no es para nada un mal presagio para D´Zeus, que abrió sus puertas por esas fechas, pero de este año 2017. Con poco más de un mes de creada, en esta panadería, asegura su dueña, se vende absolutamente todo, y eso que son varias sus ofertas y no con los precios más bajos del mercado.

Pastel de aro, de frutas, de carne... pizzas, pan de leche, de canela, de frutas, el panini... todo aquí tiene un comprador "aunque los pasteles de guayaba o de coco, que cuestan 35 centavos, son los que más se venden porque más fácil las personas pagan esos 35 centavos y no tres CUC o cinco CUC, todo lo que está en oferta se vende, lo que no se pueda por no tener la materia prima o que esta no tenga buena calidad, se retira. Por ejemplo, ahora mismo las pizzas de chorizo no la vendemos porque el chorizo que hay no tiene la mejor calidad".

Con un mes de creada, Narjhara ya habla de clientes regulares, en su mayoría extranjeros. En parte, esta emprendedora pone en práctica lo que bien aprendió en los cursos que instituciones cubanas ofrecen: cada 15 días saca en su pequeña tienda, ubicaa en la privilegiada zona de Ferreiro, un nuevo producto. El último es el pan de frutas.

"Hasta el momento no hemos tenido pérdidas, al contrario, hemos tenido ganancias y eso que estamos en la primera etapa del negocio, y hemos visto que las ventas aumentan cada día... todos los días más personas vienen y siempre salen sorprendidas. No imaginaban que un lugar así existiera en Santiago de Cuba. Y ese es uno de los objetivos de este negocio, darle la posibilidad de tener lo que nunca han tenido: el sabor y la calidad que ofrece una panadería privada. El otro objetivo es rescatar algunas recetas que se han perdido, como los pasteles de carne y la pastelería con frutas".

Narjhara habla y en sus palabras se nota ese deseo de ofrecer productos más finos que los que habitualmente se comercializan en los centros estatales. Es intención sorprender a sus clientes con nuevas recetas que ni la imaginación limita, solo el siempre presente problema de conseguir las materias primas.

Sin embargo, nada de eso la detiene. Le falta mucho camino por recorrer a esta santiaguera, pero desde ya recibe los guiños de complicidad de quienes agradecen sus ofertas, las que superan la oleada de productos básicos, carentes de creatividad y casi estandarizados que hoy son mayoría en la urbe. D´Zeus regala exclusividad y, sobre todo, calidad.

Es, sin dudas, un buen ejemplo de cuánto pueden ofrecer y beneficiar las propuestas de emprendedores privados a la calidad de los servicios de una ciudad.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

José Roberto Loo Vázquez

Periodista de graduación, y fotógrafo de pasión, dos historias que se entremezclan y atrevidamente me hacen llamarme fotoreportero. Si sumamos mi amor, por la ciudad de Santiago de Cuba, no es difícil entender mi preferencia: fotoreportero que gusta resaltar su urbe natal, la “tierra caliente”.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


José Roberto Loo Vázquez

Periodista de graduación, y fotógrafo de pasión, dos historias que se entremezclan y atrevidamente me hacen llamarme fotoreportero. Si sumamos mi amor, por la ciudad de Santiago de Cuba, no es difícil entender mi preferencia: fotoreportero que gusta resaltar su urbe natal, la “tierra caliente”.