Gracias a un invento hidráulico, un camagüeyano pasa de ser obrero a Máster en Ciencias

Su invento "ha resuelto uno de los mayores problemas que atentan contra el buen funcionamiento del sistema de acueducto y suministro de agua a la población, en provincias como La Habana, Villa Clara, Santiago de Cuba, Cienfuegos y, principalmente, Camagüey.

Otilio Rivero Delgado/ Adelante/
David Carballea Cabrera Foto © Otilio Rivero Delgado/ Adelante/

Este artículo es de hace 4 años

Un joven camagüeyano nombrado David Carballea Cabrera, recibió en el pasado mes de junio el título de Máster en Ciencias, un hecho que logró gracias a un invento que cuatro años antes le había permitido obtener el título de Ingeniero Mecánico en el curso para trabajadores.

Carballea habla de su logro como algo natural, fruto del esfuerzo y la consagración de varios años entre tornos, tuercas y piezas.

A la Empresa Provincial de Acueducto y Alcantarillados llegó el joven con apenas 17 años, apenas culminado sus estudios de la Secundaria Básica. Comenzó botando la basura y apoyando en tareas de construcción, pero el director de la empresa le propuso formarse como mecánico de bombas hidráulicas.

Fue desde entonces que comenzo a estudiar la posibilidad de materializar una idea que luego fue patentizada por la Oficina Cubana de Propiedad Intelectual en 2009.

Su invento, refleja el diario Adelante, "ha resuelto uno de los mayores problemas que atentan contra el buen funcionamiento del sistema de acueducto y suministro de agua a la población, en provincias como La Habana, Villa Clara, Santiago de Cuba, Cienfuegos y, principalmente, Camagüey.

A más de 180 bombas sumergibles "que suministran agua a entidades, poblaciones, instituciones hospitalarias", el joven les ha devuelto la vida. Según el diario agramontino, "Carballea revolucionó la tecnología de origen norteamericano del cojinete Kingsbury, de empuje axial, unas de las principales piezas que se encuentra al interior e inferior de los motores eléctricos sumergibles."

Algo que nadie había pensado o logrado, lo consiguió este joven valiéndose de "un pedazo de vidrio especial, reciclado de los tachos de un central"

Lo que hizo fue crear un "cojinete de igual tipo, pero con un nuevo diseño, que contrarresta la obsolescencia programada y aumenta la eficiencia de las máquinas, con menos gasto de energía eléctrica," según explica.

Algo que en su boca parece sencillo, pero no lo es.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba