Finalista de Sonando en Cuba dice que el concurso pretende rescatar los géneros que se están perdiendo en la Isla

Su principal valor está en rescatar la tradición para que las nuevas generaciones no pierdan el amor por la música de sus padres o abuelos.

Ana Mariam Puentes/ Facebook
Ana-Mariam-Puentes Foto © Ana Mariam Puentes/ Facebook

Este artículo es de hace 4 años

Ana Mariam Puentes Bustio lleva la música en la sangre. Esta pinareña de 27 años tenía un camino andado como cantante antes de presentarse en el programa de televisión Sonando en Cuba, donde terminó como una de las finalistas.

Desde niña cantaba en la escuela y formaba parte del coro en el concurso infantil de música Planeta Azul, de su provincia, e igualmente realizó las pruebas de ingreso a la Escuela Nacional de Arte, aunque no fue seleccionada. Siguió su carrera como aficionada y conoció a la cantante María Elena Lazo, la directora artística Nancy Estefanía y al compositor Alberto Reina, quienes la ayudaron y encaminaron para convertirla en una profesional.

En declaraciones al periódico Guerrillero, explicó que su repertorio incluye música tradicional cubana y timba. Confesó que siempre quiso hacer cabaré, un género del cual ha aprendido mucho, pues le exige actuar mientras canta. Nunca vio Sonando en Cuba como una meta, solo como una idea.

“Un día estaba hablando con un amigo de Viñales, cantante también, y me dijo, ¿Por qué no hacemos las audiciones de Sonando en Cuba?, y estuve de acuerdo. No pensé que me fueran a elegir y eso me hizo sentir tranquila. Pero estar parada frente a Luna Manzanares, Yaima Sanz y René Baño fue impresionante”, recordó.

“Tenía una meta y era demostrarle al pueblo de Cuba mi talento y llegar al corazón de todos los cubanos que me verían, y por eso creo que me enfrenté en ese momento con mucha tranquilidad en el escenario y todo fluyó con naturalidad”, comentó.

Según Ana Mariam, a diferencia de otros reality shows, Sonando en Cuba defiende la autenticidad, la música cubana, y pretende rescatar los géneros que se están perdiendo. Su principal valor está en rescatar la tradición para que las nuevas generaciones no pierdan el amor por la música de sus padres o abuelos.

Ahora la joven ve la música de otra manera. Aprendió mucho acerca de cómo moverse e interpretar mejor en escena, y cómo dar mayor fuerza y naturalidad a las interpretaciones. También vio que tenía errores y vicios a la hora de cantar y pudo eliminarlos poco a poco. Para el 2018 piensa grabar un disco y su primer video clip.

 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba