Entrevista de CIberCuba a José Francisco Reinoso Zayas | Foto © Collage Facebook/ José Francisco Reinoso Zayas y Ecured
Entrevista de CIberCuba a José Francisco Reinoso Zayas | Foto © Collage Facebook/ José Francisco Reinoso Zayas y Ecured

José Francisco Reinoso: "Yo no me retiré. A mí me retiraron"

América Latina Cuba

América Latina Cuba

En los últimos días del año pasado tuve la oportunidad de conversar con, para mí, el mejor portero del fútbol cubano de 1959 hacia acá, José Francisco Reinoso.

Estábamos premiando a los ganadores del tradicional Concurso Anual de la Prensa deportiva “González Barros”. Rememoramos ahí algunos momentos vividos juntos y aproveché para entrevistarlo para los lectores de Cibercuba.

¿Cómo es posible  que con tantísima divulgación como hoy día existe en Cuba del buen fútbol mundial: la Liga de las Estrellas de España, la Premier League inglesa, el Calcio de Italia, la Bundesliga alemana, amén de las justas latinoamericanas, no surjan figuras cubanas de nivel en el más universal de los deportes?

No ad for you

“Son varios los factores, porque si tenemos en cuenta que la FIFA, el órgano rector al máximo nivel, da a Cuba un millón de dólares en cada ciclo olímpico para el desarrollo del fútbol, el problema económico, no existe.

“Nuestros futbolistas juegan, topan. No tienen los problemas de otros deportes. Sin embargo, no hemos clasificado a Mundial alguno, en ninguna categoría, no hablemos ya de los adultos. La excepción fue el Mundial sub 20 en Turquía 2013.

Nuestros futbolistas juegan, topan. No tienen los problemas de otros deportes. Sin embargo, no hemos clasificado a Mundial alguno, en ninguna categoría, no hablemos ya de los adultos

“Eso nos lleva a pensar que falta trabajo en la base; una labor como la que se hacía antiguamente a lo largo y ancho del país. Falta aquella dedicación de los tan necesarios activistas voluntarios deportivos, que pocos calculan lo importante que son.

“Muchos que luego fueron campeones fueron descubiertos por estos hombres y mujeres que, desinteresadamente, encontraban diamantes en bruto y los llevaban al alto rendimiento.

“Activistas como Mario Cuba, 'Mayorca', que trabajaba en la zona de Puentes Grandes o Andrés Acosta en el Cerro; Conde, Pedroso en Surgidero de Batabanó, 'Mascota' en Camagüey”.

Quiero apuntar en relación con este planteamiento de Reinoso que, por muchos años, yo cubrí periodísticamente el movimiento de activistas voluntarios y tenía tanta fuerza que eran conocidos en toda la Isla.

Un ejemplo es el de Pulgarón en Gaspar, Ciego de Ávila, que al abandonar la carretera central y entrar hacia el batey, una rústica pero totalmente operativa Ciudad Deportiva, encontraba el visitante: ring de boxeo, terrenos de fútbol, béisbol; canchas para voly y básquet; colchones para lucha y judo; palanquetas de levantamiento de pesas. Todo hecho rudimentariamente, pero con amor. Y los “Pulgi” se multiplicaban por todo el país, algo que ha ido decayendo.

“Eran empíricos, pero sacaban los talentos debajo de la tierra. Ese movimiento se ha perdido. Mira, Zulueta, tradicional plaza futbolística, ya no tiene la masividad de antaño. Como tampoco la tiene Manatí en Las Tunas ni el Central Los Baltoni en Songo la Maya en Santiago de Cuba. De ahí son los reales 'diablos rojos'. ¿Qué queda? ¿Cómo encontrar estrellas, o simplemente jugadores, en la base si no los buscan?”

José Francisco, hombre ecuánime, muy serio, disciplinado, se va exaltando cuando habla y es que, sencillamente, ama su deporte.

“Mira, en 1989 estuvimos en el Mundial sub 16 y en el 91, en el sub 17. Desde 1990, la FIFA estableció límites de edades para la participación de los futbolistas en eventos múltiples. A los Centroamericanos y del Caribe pueden acudir futbolistas sub 21; los Panamericanos, sub 22 y los Juegos Olímpicos menores de 23 (en este caso son admitidos tres mayores). ¿Qué te dice esto? Que se nos haría más fácil asistir, pero ni así lo hacemos.

“Cuba quedó tercero en la cita continental de la Habana 91 y en la regional de Ponce 93. No se había cogido ni una medalla más hasta Veracruz 2014 que quedamos terceros. Ahora para Barranquilla 18 no clasificaron ni los hombres ni las mujeres, y se pudiera asegurar, que es el nivel más bajo en el que se pueda competir.”

José Francisco Reinoso nació el 20 de mayo de 1950 en Encrucijada, entonces provincia de Las Villas, hijo de Francisco y Martha; su hermana, Martha, gran basquebolista del equipo nacional; padre de José Ernesto y Abel y feliz abuelito de Eviel, Abel y Natali.

Para que te baje la presión, vamos a hablar algo de tu vida. ¿Cómo te haces futbolista? ¿Por qué portero?

“Soy de la pirámide del alto rendimiento. Provengo de los Juegos Escolares Nacionales, soy fundador de los mismos en aquel 1963 inolvidable, cuando Fidel inaugurara esa competencia en el antiguo cinódromo Eduardo Saborit del municipio capitalino de Playa.

“En esa ocasión representé el equipo Becas, que éramos los muchachos que habíamos alfabetizado y nos unieron en una delegación. A partir de ahí estuve en los terceros y cuartos Juegos, pero ya con mi natal Las Villas. En los cuartos fui elegido el Atleta Ejemplar del certamen. Mi primer entrenador, el que me arrastró a un terreno de fútbol, fue Héctor Cárdenas, que era el DT de Becas. Por él fui portero porque como joven al fin, quería meter goles. Yo no era rápido en los desplazamientos, era más bien torpe. Descubrí que la portería era lo mío”.

¿Qué característica debe tener un buen cancerbero?

“Primero, amar la profesión, tener altura, saltabilidad, reflejos, visión periférica pues ves todo lo que acontece de frente, tener don de mando; debe dirigir su línea defensiva. Tiene que ser fuerte pero ligero y muy elástico.

“¿Sabes en quién me inspiré? en el para mí, mejor portero de todos los tiempos en el planeta, el soviético Lev Yashin, el conocido 'Araña Negra'.

“Resulta que mi segundo entrenador, Carlos González, estudió en la ex Unión Soviética y conoció personalmente a Yashin y así nos inculcó su forma de hacer, las horas de entrenamiento, la disciplina. Veía sus fotos, fue mi inspiración. Ya no quería anotar goles sino impedírselos al contrario.”

¿Cómo llegas a la selección nacional? ¿Con qué edad?

“Pues a los 18 años en el 1968. Precisamente a finales de ese año llega a Cuba un entrenador norcoreano, Kim Yong Ha, y él fue el encargado de impulsar el balompié en Cuba.

“Integra una preselección nacional con jugadores jóvenes y algunos ya veteranos como José Verdecia, 'Dulcenombre' Sánchez, Jacinto Oña y Amaury Noa, quienes ya eran futbolistas antes del 1959.

“A principios de 1969, Kim nos lleva a su país a efectuar una base de entrenamiento y competencias de 6 meses y medio. Eso resultó la simiente de la generación de los 70, que para mí ha sido lo mejor del fútbol en el período revolucionario.

“En Corea del Norte entrenamos muy fuerte, a diario durante un mes. Transcurrido ese tiempo comenzamos a jugar con elencos locales 3 veces a la semana; fuimos madurando competitivamente".

“Después de un inicio incierto, nos acoplamos y empezamos a jugar de tú por tú con aquellos futbolistas que eran rayos de veloces, y ante concurrencias de 30 mil, 40 mil y hasta 50 mil espectadores, lo que nos hizo madurar también desde el punto de vista psicológico.”

¿Tus principales momentos como portero?

“Estuve 14 años en la selección, desde 1968 a 1981. Con la excepción de los Juegos Olímpicos de Moscú, siempre fui regular. Asistí a tres Juegos Centrocaribes: Panamá 70, Santo Domingo 74 y Medellín 78, oro en todos los casos (ahora ni clasificamos); dos Juegos Panamericanos: bronce en Cali 71 y plata en San Juan 79; y dos Olimpiadas, Montreal 76 y Moscú 80.

Estuve 14 años en la selección, desde 1968 a 1981

“Además de dos eliminatorias para Copa del Orbe, en partidos de ida y vuelta, para los Mundiales de Argentina 78 y España 82. En el último Torneo Mayor de CONCACAF (Confederación Norte, Centroamericano y del Caribe) celebrado en 1971 (después cambió la estructura) fuimos cuartos entre equipos de gran nivel.”

A nivel personal, ¿recibiste algún reconocimiento?

“Sí, fui elegido el mejor arquero en las citas regionales de 1974 y 1978; en los Panamericanos de 1971 y en el Pre Mundial para España 82 que tuvo lugar un año antes en Honduras. Ahí Cuba quedó quinto, teniendo rivales de la talla del azteca Hugo Sánchez o los haitianos Emmanuel Sanón y el guardameta Francillong que jugaban en Europa.

Fui elegido el mejor arquero en las citas regionales de 1974 y 1978; en los Panamericanos de 1971 y en el Pre Mundial para España 82

“Pero, a pesar de no obtener el boleto mundialista y ubicarnos quintos, tres de nosotros fuimos elegidos para el TODOS ESTRELLAS del torneo: Ramón Núñez, 'el ruso', delantero; Lázaro Amado Povea, defensa y yo, que junto al salvadoreño Guevara Moros, quedamos empatados como porteros más destacados.”

¿Quiénes integraban esa generación de los 70 que tuvo su arrancada en el entrenamiento del norcoreano Kim Yong Ha?

“Defensas: René Bonora, Luis Olmaza y Lorenzo Sotomayor; atacantes: Francisco Fariñas, Andrés Roldán, José Verdecia: mediocampo: Luis Hernández, Jorge Massó y el Goyo Dalmau que era el capitán. Úneles a Roberto Pereira, Francisco Javier 'el Chino' Piedra, Ramón Núñez ¡Qué clase de equipo!

Hablamos que la generación del 70 ha sido la mejor del fútbol cubano por lo que muchos de sus integrantes deben estar en el once más destacado de todos los tiempos ¿no?

“Algunos, porque por ejemplo Benito Carvajal y Juan Ayra, para mí son los mejores porteros, ambos jugaron en el Mundial de 1938, donde Cuba fue invitada a última hora.

“En la defensa, Luis 'el Bufalito' Sánchez, Carlos Loredo, y Lázaro Povea. En el mediocampo, Regino Delgado, Gregorio Dalmau y Jorge Massó; y en la ofensiva, Francisco Fariñas, Andrés Roldán y José Verdecia. Como DT, Roberto Hernández Moreno, 'el Nene'”.

Y a nivel mundial, ¿a cuáles elegirías para un once ideal?

“En la punta, Pelé, Maradona, Messi, D'Stefano y Cristiano Ronaldo. En el medio campo, Michel Platini, Sócrates, Roberto Carlos, Obdulio Varela y Tarzán Pujols; bajo el arco, Lev Yasing y como director, Mário Zagallo, campeón Copa del Mundo, Campeón Copa América, conduciendo a un Brasil de ensueño.

“No quisiera dejar de mencionar al Pibe Valderrama y Djalma Santos, en el centro del campo y la zaga, respectivamente.”

¿Qué opinas de la controversia que desde hace años anima al fútbol universal? ¿Quién es mejor, Messi o Maradona? ¿Por quién te inclinas, y en cuanto a clubes y países, por supuesto, teniendo en cuenta que Cuba no está a la altura de los grandes?

“Yo soy del Madrid y de Brasil. En cuanto a Messi y Cristiano, ellos acaparan el interés mediático mundial. Son jugadores que se desempeñan en posiciones diferentes. El lusitano es el clásico matador; el argentino construye, da los pases exactos a sus compañeros, y también ejecuta, sobre todo con su zurda de oro.

“CR 7 anota con la derecha, la zurda y sabe cabecear al ser más alto. Para mí son los mejores de la década. No me inclino por ninguno de los dos, aunque Cristiano ha tenido resultados con su patria, Portugal, y Messi no ha podido hacerse justicia vistiendo los colores de la albiceleste, siendo esta escuadra, sobre el papel, mucho mejor que la europea.”

José Francisco Reinoso es graduado de Periodismo en la Universidad de La Habana por lo que, una vez, retirado del deporte activo, laboró como tal en Prensa Latina, Juventud Rebelde; director de información en la Redacción Deportiva de la TVC, para regresar a los avatares futbolísticos como presidente de la Federación Cubana y comisionado de la disciplina entre 1987 y 1998.

“En 1998 pongo fin a esa etapa de mi vida y regresé a PL en cargos administrativos como gerente de distribución y editorial así como vicepresidente de la gerencia comercial.

“Estuve en Venezuela un año por Prensa Latina y de ahí con 64 años, me jubilé, ahora como periodista.”

Sin embargo, no descansas.

“No. Estoy de secretario general de la Dirección Provincial de Deportes de La Habana atendiendo a los atletas retirados. Ahí me vinculo con todos los deportistas jubilados y me siento bien”.

He dejado casi para el final una pregunta que sé que te duele mucho. ¿Por qué con apenas 32 años, edad perfecta para “porterear”, te jubilaste como jugador activo?

“No. Yo No me retiré. A mí me retiraron. Me enteré por el periódico Granma en 1982, que no estaba en la preselección nacional a pesar de haber sido elegido el portero del Todos Estrellas del Premundial de noviembre del 81. Estaba en plenitud de forma, me sentía como nunca, con sueños, con alegría por jugar. Claro que me sentí mal, muy mal.

Me enteré por el periódico Granma en 1982, que no estaba en la preselección nacional a pesar de haber sido elegido el portero del Todos Estrellas del Premundial de noviembre del 81

“Me retiré en Zulueta el 10 de octubre de 1982, con una gran repercusión mediática y las gradas repletas. En esa actividad no estuvo presente el entonces comisionado nacional Héctor Inguanzo. Imagínate tú.”

¿No hay futuro para el fútbol cubano? Incluso, ¿hay presente?

“Recuerda que hablamos del mal trabajo en la base, sin eso, ni presente ni futuro. Llegan figuras esporádicas que llaman la atención como Daniel Sáenz, mediocampista; Maikel Reyes, delantero; Roberney Caballero, también en la punta.

“Los mejores los contratan en el Caribe, que no tienen el nivel cualitativo necesario para que nuestros jugadores tomen tamaño de bola, como se dice en el argot deportivo. Antigua, Dominicana no tienen apenas calidad. Si pudieran jugar en Venezuela, México, Panamá, Jamaica, Costa Rica, pudiéramos mejorar. No hay que ir lejos, porque con Europa no se puede soñar.

“Jugar en países con cierto nivel nos proporcionaría una mejor imagen y nos daría lo mismo que a la generación del 70 nos dio Corea del Norte. Ahora incluso se habla de llamar a futbolistas cubanos que se fueron de pequeños para , si lo desean, jugar por el Cuba.”

Jugar en países con cierto nivel nos proporcionaría una mejor imagen y nos daría lo mismo que a la generación del 70 nos dio Corea del Norte.

¡Ojalá! Sería un gran primer paso para que todos los que no están puedan jugar por su bandera. ¿No lo crees?

“Yo creo que mientras el atleta que desertó o, simplemente, pidió la baja, se fue a mejorar económicamente, y no protagonizó ningún show propagandístico en nuestra contra, debería ser llamado a filas.”

Mientras el atleta que desertó o, simplemente, pidió la baja, se fue a mejorar económicamente, y no protagonizó ningún show propagandístico en nuestra contra, debería ser llamado a filas

Por mi parte, creo que es tiempo ya, sinceramente, de que esto ocurra. La bandera, la Patria, el escudo es de todos.

Julita Osendi

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana 1977. Periodista, comentarista deportiva, locutora y realizadora de más de 80 documentales y reportajes especiales. Entre mis coberturas periodísticas más relevantes se hallan 6 Juegos Olímpicos, 6 Campeonatos Mundiales de Atletismo, 3 Clásicos

Comentarios

Julita Osendi

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana 1977. Periodista, comentarista deportiva, locutora y realizadora de más de 80 documentales y reportajes especiales. Entre mis coberturas periodísticas más relevantes se hallan 6 Juegos Olímpicos, 6 Campeonatos Mundiales de Atletismo, 3 Clásicos

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.