¿Qué les depara el 2018 a los negocios particulares en Cuba?

Es una condición elemental que los cuentapropistas exijan al Gobierno su derecho a organizarse de manera independiente.

Negocios particulares en Cuba perspectiva para el 2018 Foto © CiberCuba

Este artículo es de hace 3 años

Aventurarse a opinar sobre qué pueden esperar los trabajadores por cuenta propia en Cuba en este 2018 es tan difícil como predecir quién ganará  el Premio Gordo. Los datos que brinda el Gobierno pretenden demostrar que la actividad por cuenta propia tiende año tras año a crecer, pero no muestran las estadísticas de aquellos que han fracasado en su empeño, ni de los que han desistido, por las trabas gubernamentales, de continuar desarrollándola.

Se debe destacar que el incremento de esta actividad se encuentra desde hace meses en un periodo de espera, pues el Gobierno no está otorgando licencias para un grupo de ellas entre las que se encuentran las dos que mayor ingreso aportan: el alquiler de habitaciones y la gastronomía.

Teniendo en cuenta el contexto nacional e internacional considero que este año la rentabilidad en los negocios particulares, como mínimo, debe sufrir un estancamiento y el número de ellos disminuirá.

Presentaré algunos de los aspectos que entiendo que conspirarán contra esta actividad en el país. Por las circunstancias el sector que debe ser afectado en mayor medida es el de los restaurantes privados.

El turismo, según se ha pronosticado a nivel mundial, debe decaer con relación al pasado 2018. Y en el caso especifico de Cuba las medidas restrictivas dictadas por Donald Trump ya están reduciendo de manera considerable el turismo estadounidense hacia Cuba. Éste había crecido, en el 2017, en casi en 200% con relación al 2016.

Aunque en la última sesión ordinaria de la Asamblea Nacional se pronosticó un crecimiento económico superior al 2%, de inmediato Raúl Castro acotó que nos esperaban "tiempos difíciles". ¡Como si en algún momento el pueblo cubano hubiese tenido tiempos fáciles!

La esperada "explosión" de la inversión extranjera aún no se produce. Pienso que en este año esa situación se debe mantener ya que los inversores extranjeros estarán más a la expectativa por lo que pueda suceder con los venideros cambios en la dirección del país.

El gobierno no tiene entre sus planes el incremento de los salarios lo que, junto a la anunciada eliminación del CUC, ahora cercana, debe cerrar los bolsillos del cubano; por lo que estimo que serán cautos en los gastos.

El desabastecimiento general que padecen nuestros mercados, agrícolas o no, acarreará mayores gastos en función del transporte. Esto, unido a la constante alza de los precios de los productos en las redes comerciales, obligará a su vez a los particulares, para disminuir el incremento de sus costos, a elevar los precios de sus ofertas. Cuestión que ha venido sucediendo de manera constante.

En las últimas sesiones de la Asamblea Nacional no se ha dejado de mencionar la temida "acumulación de riqueza" pues saben que ella nos brinda "acumulación de independencia". Capital que no se atreven a definir, algo peor, imagino que por evitar que surjan indiscretas comparaciones con la alta jerarquía política-militar del país. Por ello es de esperar que luego de elegida la nueva dirección del régimen aparezcan otras medidas encaminadas a frenar el desarrollo de los negocios por cuenta propia.

Para que todos los negocios no estatales en el país puedan prosperar -no solo los que se encuentran en lugares privilegiados- y además ofrezcan un servicio de mayor calidad y con precios inferiores en sus ofertas es indispensable cumplir, entre otras, que se les reconozca el 100% de los gastos sobre la venta y no el 40% actual; que se implemente la venta mayorista con productos de calidad y una  amplia variedad y que se pongan al alcance de los cuentapropistas y con precios justos los medios necesarios para desempeñar su trabajo.

Pero considero que para que les sean otorgadas estas prerrogativas es una condición elemental que los cuentapropistas, a como dé lugar, exijan al Gobierno su derecho a organizarse de manera independiente.

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba