Donald Trump Foto © US Department of Energy/ Flickr

EE.UU suspende parte de la ley Helms-Burton para evitar demandas por expropiaciones en Cuba

Este artículo es de hace 2 años

A partir del 1ro de febrero de 2018, el Gobierno de los Estados Unidos suspenderá por un periodo de seis meses el acápite de la Ley Helms-Burton que permite entablar demandas por expropiaciones efectuadas tras el triunfo de la Revolución en Cuba.

Según anunció este miércoles un comunicado de prensa del Departamento de Estado, el presidente Donald Trump eliminará durante seis meses el Título III de la Ley para la Libertad y la Solidaridad Democrática Cubana de 1996, “en una determinación exigida por la ley para suspender por seis meses el derecho a presentar acciones en virtud del Título III de dicha Ley”.

El anuncio fue efectuado a las comisiones pertinentes del Congreso el 12 de enero de este año por el secretario de Estado, en consonancia con el artículo 306(c)(2) de la referida legislación (Ley Pública 104-114; 22 U.S.C. 6021-6091).

El Título III de la Ley Helms-Burton, que reúne todas las disposiciones del embargo a Cuba, permite a los estadounidenses entablar un litigio civil en las cortes “contra aquellos que trafiquen o se beneficien de las propiedades que les arrebató el Gobierno de Fidel Castro”, reseñó el portal Martí Noticias. 

La demanda puede efectuarse contra el gobierno o contra una empresa o ciudadano privado. No obstante, desde la propia administración de Bill Clinton, el Título III ha sido suspendido cada seis meses por todos los presidentes de EEUU, a fin de evitar una ola de reclamaciones en los tribunales.

Esta suspensión se concretó luego de negociaciones entre Clinton y el Congreso, que terminó acotando en la ley una excepción que autorizaba al presidente a suspender la cláusula por seis meses de forma renovable, si fuese necesario para la salvaguarda de los intereses nacionales de EEUU o contribuyera a acelerar la transición democrática en la isla.

De acuerdo con el portal noticioso, un litigio masivo por la reclamación de propiedades en Cuba dificultaría aun más el engorroso proceso hacia la normalización diplomática entre ambas naciones.

En una ronda de conversaciones recién celebrada en Washington, representantes de los dos países debatieron sobre las compensaciones mutuas, que ascienden respectivamente a 8.000 millones de dólares, al sumar 1.900 millones originales en propiedades estadounidenses confiscadas por Castro y los intereses acumulados.

A está lista se suman además unos 300.000 millones de dólares por daños ocasionados por el embargo, una estimación realizada por los tribunales de la Isla y dada a conocer por el viceministro Abelardo Moreno, que encabezó la delegación cubana, señaló el reporte de MN.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985