Nueva receta médica Cuba Foto © CiberCuba

Implantarán nuevo modelo de receta médica para el Sistema Nacional de Salud de Cuba

Este artículo es de hace 3 años

Entre las medidas que establecerá el Ministerio de Salud Pública para el fortalecimiento de la actividad de prescripción y venta de medicamentos y para lograr un mayor control de la venta ilícita de medicamentos se encuentra el cambio del modelo vigente de las recetas médicas y también se crearán cuños especiales para las recetas, para cada institución de salud.

La medida se hará efectiva en La Habana a partir de este 1ro de febrero y se extenderá luego al resto del país. Los nuevos modelos de receta requieren el nombre completo del paciente y el número completo del carnet de identidad.

Además, el médico deberá adicionar la dirección del paciente para aquellos medicamentos que creen adicción o puedan usarse como “drogas”.

Todas las recetas de medicamentos, como antibióticos, deberán llevar la Impresión diagnóstica del médico que lo indica.

CiberCuba

Se ha creado para cada institución del sistema de salud un cuño que será impuesto en las recetas de los galenos que trabajan en dicha institución al que se añadirá el cuño personal de cada profesional, ambos colocados en áreas diferentes del modelo para que no se superpongan y sean perfectamente legibles.

La indicación del medicamento debe ser completa especificando nombre del medicamento, forma farmacéutica, cantidad y presentación, las recetas solo son válidas en la provincia en que se emitan.

En información publicada en el año 2016 en CubaDebate se explicaba que Cuba cuenta con un total de 2 mil 141 farmacias comunitarias, 167 farmacias hospitalarias y más de 600 unidades asistenciales (policlínicos, clínicas estomatológicas, hogares de ancianos, etc.) que cuentan con este servicio.

De las 2 mil 141 farmacias comunitarias, 189 son farmacias principales municipales (una por municipio, excepto en aquellos municipios muy extensos como municipios Holguín, Santiago de Cuba y Camagüey, que cuentan con más de una). Estas constituyen la base de los servicios farmacéuticos en el país y es a partir de ellas que se establecen las estrategias y programas fundamentales de la distribución y dispensación de medicamentos en toda la red.

Como promedio cada farmacia atiende a 5 mil 252 habitantes, en el 2016 habían algo más de 5 millones 300 mil pacientes que recibían medicamentos a través de los tarjetones (medicamentos para hipertensión, diabetes mellitus, asma bronquial) que son los que debieran garantizar la obtención mensual del tratamiento.

Mensualmente se atienden en las farmacias del país más de 10 millones de pacientes y cada mes se despachan productos para un promedio de 15 y 20 millones de recetas médicas, lo que significa que se venden de 1.3 a 2.3 recetas por habitante al mes.

Muchos de los medicamentos que se venden en las farmacias cubanas a precios relativamente bajos son requeridos por los cubanos que viven en otros países y los familiares, residentes en Cuba, suelen realizar envíos regulares de esos productos, entre los que se encuentran la dipirona, clorodiazepóxido, enalapril, meprobamato, venatón, PPG, etc.

Según datos publicados por Biocubafarma, 398 medicamentos se ofrecen en las farmacias comunitarias. El resto es de uso hospitalario. Pero a los dispensarios de la calle van solo 76 productos importados por el Minsap.

Para solucionar el problema de la falta de medicamentos, el Minsap ha dispuesto como una de las medidas fundamentales el trabajo hacia el interior del sistema de salud. Y además del cambio del modelo de recetas a los médicos, semanalmente, se les pasa u enviará una nota informativa con la situación de los faltantes y sugerencias de alternativas de tratamiento con los medicamentos disponibles para que puedan indicarlas a los pacientes y así evitar las recetas sin respaldo y que el paciente vaya de una a otra farmacia en busca de un medicamento que no existe.

Un ejemplo de producto que ha generado grandes déficits es el de la dipirona, duralgina o metamizol, producto que la población cubana demanda mil millones de estas pastillas anualmente, por lo que cada mes se debe producir entre 84 y 86 millones de tabletas de este analgésico, o sea de 8-10 tabletas por cubano por mes.

La dipirona se importa desde China, fundamentalmente y la tableta que ahora se vende es de de 300 miligramos por lo que deben consumirse dos tabletas cada vez para lograr el efecto deseado, los directivos han informado que no será hasta el 2018 que comenzará a introducirse la dipirona de 500 miligramos, que es la que usualmente se produce por los laboratorios comerciales en otros países.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba