Dengue, zika y chikungunya en Cuba: ¿quién es el responsable?

¿Han importado el zika y la chikungunya en Cuba los médicos que cumplen misión fuera de la Isla?

Basura en las calles de La Habana. Foto © CiberCuba

Este artículo es de hace 3 años

En el argot médico y popular en Cuba hay vocablos que se están haciendo conocidas. Son nuevos y algunos el pueblo casi ni sabe pronunciarlos. Dengue, zika y chikungunya son enfermedades que se tramiten por el mosquito Aedes Aegypti, por lo que tienen que ver mucho con la higiene hogareña y, en especial, de las zonas aledañas a las viviendas y repartos residenciales.

Basura, en las calles de La Habana. Foto: Pedro Acosta

Aunque el Gobierno trata de esconder los datos sobre la incidencia, el pueblo sabe que el dengue, desde hace décadas, afecta de manera constante a los cubanos. En los meses de junio-agosto del 2013 se desató una epidemia de esta enfermedad y fue necesario que casi todos los hospitales de la capital dedicaran más de una sala para atender a los miles de infectados, suspendiéndose durante ese tiempo infinidad de operaciones.

La chikungunya salta a la palestra cuando se desata, también en 2013, la epidemia, luego de que Francia confirmara dos casos en la Isla San Martín en el Caribe. Hasta el momento el Gobierno no ha hecho público, ni ha trascendido entre la población, que se haya dado caso alguno de esta enfermedad.

A pesar de que la epidemia se desatara en el Caribe esta no afectó a Cuba. ¿Tendrá algo que ver en ello el que nuestro país no tenga colaboradores de ningún tipo en San Martín?.

Desde hace casi un año el zika está afectándonos y en los últimos meses son miles los cubanos que lo han padecido. Muchos, por miedo a ser hospitalizados, no se han presentado a los centros asistenciales. Por lo demás, la enfermedad no lleva tratamiento alguno, solo reposo.

La no asistencia a los policlínicos y hospitales de aquellos que presentan los síntomas del zika es algo muy peligroso para la salud de quienes lo padecen, pues casi siempre deja secuelas y pueden sentirse sus síntomas por períodos que varían entre los tres y los seis meses. Es por esta situación que muchos piensan que les da más de una vez, cuando lo que en realidad les sucede es que aún la están padeciendo.

El miedo a ser hospitalizadas por las malas condiciones que existen en la inmensa mayoría de los hospitales del país convierte a las personas en irresponsables hasta para con ellos mismos.

Hablando hace unos días con Félix, un funcionario municipal de salud que labora en la esfera epidemiológica, éste comentaba que entre el Casino Deportivo, los Bloques, Santa Catalina, Palatino y Las Cañas, barrios del municipio Cerro, se han reportado más de 200 casos de zika.

También me expresa que llevan años fumigando y cuando no es el dengue, es el zika. Que es el nunca acabar y que todo gira alrededor de la higiene, no tanto dentro de las viviendas, sino en los alrededores de éstas y la demora en la recogida de los desechos sólidos.

Hablo con varios trabajadores de Comunales, el organismo encargado de la recogida de la basura. Me dicen que hay poco personal y escasa maquinaria para esta  tarea. Que ahora están apoyando algunos espacios en el Cerro por el brote de zika, pero que en cuanto se “normalice” la recogida estos irían hacia sus respectivas aéreas de trabajo. Eso, si no surge algún brote de dengue o zika en otros lugares.

El zika es conocido desde 1950, pero arribó a América Central y el Caribe entre los años 2015-2016. Curiosamente esta epidemia llegó a Cuba un año después. ¿Tendrá algo que ver con ello el que Cuba tenga miles de colaboradores en estas regiones geográficas?

El personal de la salud cubano realiza su labor humanitaria donde quiera que se les necesite y aunque son varias las esferas en las que Cuba colabora con otros países, son estos trabajadores los que van a los lugares más inhóspitos, intrincados e insalubres y por ello están más expuestos a las enfermedades infecto-contagiosas o trasmisibles por otras vías.

Entonces cabe preguntarse, si irónicamente ellos, que han salvado tantas vidas en tierras foráneas, no serán los máximos responsables de que en el país, en las últimas décadas, hayan proliferado infinidad de enfermedades de todo tipo.

Claro está que el máximo responsable de todas estas epidemias es el régimen implantado en Cuba desde el año 1959, el que poco a poco ha ido destruyendo completamente al país.

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba