Maestros aceptan sobornos y venden exámenes a los padres, denuncia la prensa cubana

“Es algo incómodo ver cómo algunos profesores se inclinan más por algunos estudiantes. Se puede apreciar en pruebas finales, trabajos de controles y evaluaciones sistemáticas, los padres llegan a sobornar a los profesores para que ayuden a sus hijos”

Pioneros Foto © CiberCuba

Este artículo es de hace 3 años

La diversidad entre los niños que estudian en las escuelas de Cuba, sobre todo desde el ámbito económico, “no es respetada” por muchos profesores, quienes se aprovechan de aquellos alumnos con mayor poder adquisitivo para beneficiarse de sobornos y ventas de exámenes, denunció esta semana la prensa oficialista.

En un artículo publicado por el periódico tunero Tiempo 21, directivos de escuelas, padres y algunos maestros explicaron que la diferenciación de los estudiantes por su posición económica resulta a veces muy marcada en el salón de clases.

A través de un podcast compartido por el referido medio, varios padres de estudiantes indicaron que cuando llegan las fechas festivas, “miran mal a los niños que no tienen las facilidades económicas para llevar los mejores regalos”.

“Es algo incómodo ver cómo algunos profesores se inclinan más por algunos estudiantes. Se puede apreciar en pruebas finales, trabajos de controles y evaluaciones sistemáticas, los padres llegan a sobornar a los profesores para que ayuden a sus hijos”, señaló una madre entrevistada.

Según aseguró una directiva escolar, el sistema educacional cubano está diseñado para que “todos se atiendan por igual”. Sin embargo, se conoce sobre el robo de pruebas por parte de los profesores con el objetivo de venderlas a los padres para que sus hijos obtuvieran buenas notas. “Pero fueron sancionados”, aclaró.

“A mí me llama la atención, que cuando llega diciembre y todo el mundo quiere hacer el mejor regalo y llega el niño con menos posibilidades con una postal o con una flor y es mal mirado. A partir de ahí comienza ese desnivel en las aulas”, añadió otra madre.

La mujer explicó además que los pequeños llegan a sentirse en la posición de competir por sus zapatos, mochilas o prendas de vestir, mientras que los maestros insisten en pedir dinero o artículos para embellecer la escuela.

“Es muy complejo cuando piden materiales dinero para pintar las paredes, para comprar ventiladores, manteles, y no me parece que sea la forma porque se repiten en todos los cursos”, agregó.
 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba