Pelota cubana | Foto © Ricardo López Hevia / Granma
Pelota cubana | Foto © Ricardo López Hevia / Granma

Diez cosas que nos prueban que el béisbol tiene de todo

América Latina Cuba

América Latina Cuba

Como a ningún otro deporte del concierto nacional, al béisbol le ha tocado comerse las dulces y las amargas. No hay disciplina muscular en el país que pueda ser más aplaudida y más vituperada. Que pase tan campantemente de los infiernos a la gloria, y viceversa. Cuando se habla de béisbol y de Cuba, se está hablando de un matrimonio apasionado en toda regla.

Lo que sigue es un intento por emparentar grandes sucesos de la historia deportiva mundial con el acontecer de nuestro béisbol, que ha tenido de todo como la clásica ‘botica’ del dicho popular. Quedo a la espera de que usted proponga nuevas conexiones. Allá voy.

-Tan EMOCIONANTE fue la final de Wimbledon entre Rafa Nadal y Roger Federer en 2008, como el ponche que Pedro Luis Lazo le recetó a Alfonso Soriano para poner a Cuba en la final del primer Clásico Mundial.

No ad for you

-Tan INJUSTIFICABLE fue la agresión que ordenó la patinadora Tonya Harding para quitarse del camino a Nancy Kerrigan, como el ataque bate en mano de Demys Valdés a Freddy Asiel Álvarez.

-Tan IMPREVISIBLE fue el fracaso de ante Alexander Alekhine en 1927, como la discusión del título cubano entre conjuntos orientales que recién protagonizaron granmenses y tuneros.

-Tan DURA como la derecha recta de Teófilo Stevenson , fue la sanción que apartó de la pelota a Cheíto Rodríguez en el esplendor de su carrera.

-Tan SENSACIONAL como el octavo asalto entre Muhammad Ali y George Foreman en Kinshasa, fue el batazo de jonrón que un lesionado Antonio Pacheco le pegó al propio Lazo en 2001.

-Tan ABSURDO como la caída del gran Silvio Leonard en el foso de los Panamericanos México’75, fue el retiro masivo de los mejores peloteros de la Isla a mediados de los años noventa.

-Tan DRAMÁTICO como el desfallecimiento de Dorando Pietri a escasos metros de la meta en la final de una maratón olímpica, fue el cuadrangular de Andrelton Simmons que dejó a Cuba fuera de la ronda decisiva del tercer Clásico Mundial.

-Tan IMPROBABLE es el dopaje de Marita Koch cuando impuso la marca universal para la vuelta al óvalo, como aquellos amaños de partidos que privaron a la afición de ver más tiempo a Rey Vicente Anglada.

-Tan HEROICO fue el triunfo de Manu Ginobili and Co. sobre los norteamericanos en el basket estival de 2004, como la remontada de Santiago de Cuba a costa de Industriales en la Serie de 1999.

-Tan LAMENTABLE fue el revés olímpico de Ana Fidelia Quirot frente a Svetlana Masterkova, como la racha de derrotas de los equipos Cuba en lides internacionales, casi ininterrumpida por espacio de dos décadas.

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.