Pioneros cubanos. Foto © Granma.

¿Por qué 'Seremos como el Che'?

Este artículo es de hace 2 años

La "Revolución" ha fracasado en tratar de erradicar el juego, la prostitución, el racismo, la corrupción, en resolver los graves problemas habitacionales que existen en el país, en desarrollar la agricultura, en diversificar la industria nacional, en fin, en potenciar la economía del país, pero…

Esta ha sido muy pródiga y ha tenido éxitos creando inexistentes dioses, infinitos lemas y adoctrinando a un pueblo en una ideología y un sistema económico que en dos siglos no ha tenido éxito en ningún país.

Han aprovechado las condiciones que ellos, al tomar el poder crearon a su conveniencia.

A los niños, desde la Primaria, los someten al constante bombardeo de propaganda política. Haciéndoles ver que en  la “Revolución” encontrarán la panacea, el 'non plus ultra' de la vida.

Hace ya medio siglo que en cuanto comienzan el primer grado se les hace decir un lema muy contradictorio y se les va inculcando la imagen de una persona que por mucho que se argumente a favor de esa distinción no es cubana. Tal vez fue ciudadano del mundo o de ninguna  parte.

Al ver a mis nietos listos para partir a la escuela, me preocupa, de nuevo, el “slogan” que Fidel creó para ellos. “¡Seremos como el Che!”

Obviemos los muchos y disímiles criterios que sobre este hombre se manejan. Si querían brindarles a nuestros pequeños la imagen de un hombre ejemplar, debemos recordar que nuestras gestas están plagadas de nobles y dignos hombres que dieron todo por la libertad de nuestra patria.

De Céspedes a Martí, pasando por Maceo, Gómez, Agramonte, Calixto García, existen miles. Si queremos hablar de ejemplos.

El Generalísimo ha sido para los cubanos el más vivo ejemplo del internacionalista. Aunque dominicano, se estableció y vivió en eterno combate por este país. Murió por demás aquí que fue más que la otra, su patria.

También hay miles de cubanos  humildes que han dado su vida desinteresadamente en tierras ajenas. Al hablar de patria y cubanía tenemos al Padre Félix Varela, a Carlos Manuel de Céspedes y al más insigne de todos, José Martí.

Cuando se quiera expresar arrojo y valentía, ahí están Antonio Maceo e Ignacio Agramonte.

Al mencionar el honor e  integridad jamás podremos olvidar a Calixto García quien prefirió descerrajarse un tiro en la boca antes de caer prisionero del enemigo español. O de esos hombres que combatiendo en Angola, en el Morro Tongo de Quibala, para no entregar su posición pidieron que les dejaran caer sobre ellos la mortífera carga de los VM-21.

Si se desea hablar de modestia y sencillez están, muy cercanos,  Frank País y Camilo Cienfuegos.

Fidel Castró eligió para ese lema a un hombre con el mismo pensamiento guerrero que a él lo acompaño siempre. Optó por un extranjero que pronto partió a tratar de lograr su empeño de…  “Crear, un, dos, tres, muchos Vietnam”,  y sentir… “El tableteo de ametralladoras”.

Pletórica la Patria de hombres que lo dieron todo por ella y merecen el  honor de ser un legítimo ejemplo a imitar por nuestros niños, adolescentes y jóvenes.

Los cubanos tenemos paradigmas más nuestros y valederos.

Por qué no decir entonces: “Seremos como Céspedes, Martí, Maceo, Gómez, Frank, Camilo” o  “Seremos como nuestros mambises”.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.