El 2017 fue un año tenso para la construcción en Cuba

La producción de materiales sigue sin dar abasto. Las plantas de producción están en mal estado técnico, no hay recursos financieros para adquirir equipos y materias primas de importación y hay una mala organización en el proceso tecnológico.

Construcción en Cuba Foto © Escambray

Este artículo es de hace 3 años

El sector de la construcción en Cuba no logra despegar. El 2017 fue un año tenso, revela un artículo publicado en el diario Granma. La producción de materiales, vital para su desarrollo, no pudo cumplir con lo previsto en dos renglones fundamentales: el cemento y la cerámica blanca.

Las causas van desde el mal estado técnico de las plantas de producción, la falta de recursos financieros para adquirir equipos y materias primas de importación y el déficit de piezas de repuesto, hasta la mala organización del proceso tecnológico.

Según Granma, todo ello ha incidido en que de 1.047.074 viviendas afectadas por los últimos ciclones que han afectado la Isla, incluyendo Irma, se hayan reconstruido 837.213, para un 79.9 por ciento de cumplimiento.

Sin embargo, la solución demorará. Recientemente se dio a conocer que para este año Cuba ha previsto una inversión millonaria con la cual modernizará su industria de cemento. Pero habrá que esperar a 2025 para que la producción actual (bastante exigua si se toma en cuenta que la industria actual está operando al 58 por ciento de su capacidad), se duplique.

Una de las primeras acciones será el ensamblaje de una fábrica en Santiago de Cuba, que no estará lista hasta dentro de tres años.

Granma explicó que varias empresas de diseño e ingeniería trabajaron para reparar los perjuicios originados por los huracanes, y diseñaron nuevas urbanizaciones así como proyectos de viviendas Petrocasa en las provincias de Camagüey, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus y Villa Clara.

En la capital, una de las más afectadas por el fenómeno Irma, se priorizó la reparación de inmuebles ubicados en el área cercana al Malecón. Tras el paso del huracán, La Habana sufrió 157 derrumbes totales, 986 parciales y 818 caídas totales de techo, entre otros daños.

En relación con el programa estatal de construcción de viviendas, se sobrecumplió el plan previsto de 9.700, un poco más que las 9.257 que el gobierno terminó en 2016. En ese año, 12.849 casas fueron levantadas por sus dueños. Hasta el momento no se conoce el número de viviendas construidas por particulares en 2017.

Al final de 2016 Cuba registraba un déficit superior a 880.000 viviendas, de ellas, 206.000 corresponden a la capital.

El pasado mes de diciembre, durante el IV pleno del Comité Central del gobernante Partido Comunista, Raúl Castro insistió en la necesidad de buscar soluciones “ágiles” al déficit de vivienda en la Isla.

 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba