Esteban Lazo (c) y Lázara López Acea (d), en la inauguración de la remodelación de Río Cristal. | Foto © Cubadebate.
Esteban Lazo (c) y Lázara López Acea (d), en la inauguración de la remodelación de Río Cristal. | Foto © Cubadebate.

Así es Lázara López Acea, una de las dirigentes que aseguró su pase al nuevo grupo de poder en Cuba

El liderazgo histórico del régimen de la Isla camina, obligado y urgente, hacia un traspaso que no llega por convicción sino por agotamiento biológico. Por ello, para los hombres y mujeres sobre cuyos hombros pesa el sostén de la estructura del Gobierno y el Estado, mucho más que el sucesor, lo importante es saber quiénes serán los integrantes del nuevo grupo de Gobierno que quedará instituido después del próximo 19 de abil. ¿Quiénes serán los vicepresidentes y ministros, que ya se perfilan como los nuevos influyentes?

Nacida el 1 de septiembre de 1964, Lázara Mercedes López Acea ha sabido mover sus contactos para estar entre los dirigentes que ya aseguraron su pase al nuevo grupo de poder.

Ingeniera de profesión, obstinada, compasiva, tiene la etiqueta adicional de “estudiante inteligente”, según sus condiscípulos universitarios. Lázara Mercedes creció en una pequeña localidad cienfueguera conocida como Caunao. Tener un hermano alcohólico la obligó a crecer temprano y la transformó de una niña escurridiza y cargada de complejos, a una mujer de carácter fuerte y pocas palabras.

No ad for you

La historia de un individuo, de cierta forma, es la de aquellos que le rodean. Su madre Liduvina, ama de casa, y su difunto padre Tomás, barbero de la calle Orrutinel entre San Carlos y San Fernando, formaron un humilde hogar, que luego se tornó en disfuncional por el alcoholismo de su hermano Frank. Quizás por eso, la hoy miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, mantiene un bajo perfil mediático y es lo más lejano que existe del concepto elegancia y sensualidad femenina.

Sus coterráneos la califican de mujer trabajadora y aseguran que no es una funcionaria corrupta. Sin embargo, la mayoría de los cienfuegueros consideran que su gestión político-administrativa, como primera Secretaria del Partido en la provincia, pasó con muchas penas y una gloria. Es imposible ocultar que bajo su mandato se instaló el alumbrado público en la mayor parte de Cienfuegos que, al decir de sus pobladores, hasta entonces era inexistente.

Sus coterráneos la califican de mujer trabajadora y aseguran que no es una funcionaria corrupta

Pero si hacemos historia, en julio del 2005, mientras la provincia sufría el embate del huracán Dennys, ella se mantuvo informando para el espacio informativo Mesa Redonda, de la televisión cubana. El país entero la vio mentir sobre el estado de la provincia y, en uno de sus recorridos por las zonas afectadas, justo en el reparto de Reina, aldea de pescadores, cuando Lázara anunció que la zona se estaba recuperando, que ya se había reinstaurado el servicio eléctrico y se estabilizaba el suministro de agua, un grupo de personas la apedrearon y hasta recibió una bofetada de una manifestante frente a los micrófonos de la televisión cubana.

Después del paso del ciclón, la provincia quedó destruida y muchos almacenes de víveres sin techo. El hambre y la desesperación se apoderaron de “la perla del sur”, y por orden de López Acea, en claro irrespeto a los deberes de Gobierno y los derechos del pueblo, ordenó repartir a los residentes arroz en mal estado. La población protestó y para palear el malestar, a modo de salvavidas, sugirió entregar raciones de miel de abeja argumentando las propiedades nutritivas del producto, y por lo disparatado del plan, pues el mencionado meteoro también había destrozado la apicultura local. Desde entonces, como coña, la apodan “Lazarita Miel de Abeja”.

En Cienfuegos se le conoce como "Lazarita Miel de Abeja"

Durante el tiempo que duró su presidencia en Cienfuegos, 2003-2006, se incumplieron varios planes. Tanto, que todos pensaron que la destituirían del cargo; pero ese mismo año el Gobierno cubano necesitó negros y mujeres en funciones importantes, dentro de la dirección del país, para mostrar pluralidad entre sus cuadros. Y así fue, como la ocasión, su amistad con el vicepresidente cubano José Ramón Machado Ventura, género y condición racial, sirvieran, de modo incuestionable, para que el 27 de mayo de 2006, le dieran a Mercedes el inesperado empujón de Primera Secretaria del Partido en La Habana y la posibilidad de entrar al Consejo de Estado.

Actualmente es una política de relevancia nacional y vicepresidente del Consejo de Estado de la República de Cuba. Fue ella quien influyó para que en el 2006 pusieran como su sucesor, en el cargo de primer Secretario del Partido en Cienfuegos, a Roberto Morales Ojeda. Y luego, ya radicada en La Habana, influyó con el general Raúl Castro para que su incondicional amigo Roberto Morales Ojeda fuera nombrado en el puesto que hoy ostenta, ministro de Salud Pública de Cuba.

De Cienfuegos la mudaron para el habanero reparto Naútico, justo al lado de la casa donde residía el primer vicepresidente cubano Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez. Pero, las cosas han cambiado. Hoy ambos viven en otro más confortable y mejor custodiado lugar, del que hablaremos en otro artículo.

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.