Congreso de los Diputados en España Foto © Flickr

El Congreso español impulsa el fin de la prisión permanente revisable

Este artículo es de hace 2 años

El Congreso español acaba de rechazar este jueves la propuesta del Partido Popular y Ciudadanos de endurecer la prisión permanente revisable, una sanción que establece que el condenado solo puede quedar libre si demuestra estar rehabilitado y tras haber pasado como mínimo 25 años en la cárcel, informó el diario español El País.

La ley entró en vigor en 2015 y se aplica a los autores de “crímenes que causan una especial repulsa social” o “delitos de excepcional gravedad”, como aquellos cometidos por terroristas o asesinos en serie, los que maten a menores o personas con discapacidad, los agresores sexuales que asesinen a su víctima o los que causen la muerte del Rey o del Príncipe o la Princesa de Asturias.

La enmienda que hoy no se aprobó pretendía ampliar los delitos a los que se aplica esta figura a: secuestros que acaben con la muerte del rehén, violadores reincidentes o que actúen contra un menor tras privarle de libertad o torturarle, asesinos que no revelen el destino del cadáver, los que empleen elementos radioactivos o nucleares y provoquen muertes, los incendios causados a sabiendas de que puede morir alguien, y los autores de atentados en vías de tren o aeropuertos.

Asimismo, se intentaba endurecer el Código Penal especialmente en los casos de reincidencia.

Días atrás el ministro de Justicia, Rafael Catalá, había argumentado que el principal aval de la prisión permanente revisable era el apoyo de los españoles, haciendo alusión a los sondeos realizados, que muestran el consentimiento de la población.

Pero la decisión de los parlamentarios no solo echa atrás la tentativa de endurecer la ley por parte de PP y Ciudadanos, sino que deja expedito el camino a otra iniciativa –esta vez para derogar la ley–, presentada por el Partido Nacionalista Vasco.

Esta propuesta seguirá su curso legal, aunque lo más probable es que quede también bloqueada en el Congreso, pues algunos partidos que no estuvieron de acuerdo con la intensificación de la ley sí consideran que es necesaria su aplicación para los delitos más graves.

La prisión permanente revisable se aplica en todos los países europeos, excepto en Portugal.

Según El País, la propuesta recibió 167 votos a favor contra 178 votos en contra y una abstención.

El diputado socialista Juan Carlos Campo acusó al PP y a Ciudadanos de traer este debate al calor de los últimos acontecimientos. Se refería a los casos de asesinatos que han conmocionado al país, como los de Diana Quer, Marta del Castillo, Mari Luz Cortés, Sandra Palo y Yéremi Vargas (cuyos familiares se encontraban en el pleno) y los de los pequeños Ruth y José Bretón y el de Gabriel Cruz.

Por su parte Juan Carlos Girauta, de Ciudadanos, señaló la urgencia de realizar reformas ante las reincidencias de muchos condenados que vuelven a cometer crímenes de gravedad, y recordó varios casos de violaciones y asesinatos cometidos mientras los malhechores disfrutaban de un tercer grado.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985