Mendigo en Estados Unidos Foto © Cubadebate

Los norteamericanos son más infelices ahora debido al "escepticismo sobre el gobierno"

Este artículo es de hace 2 años

Miami, 15 mar (EFEUSA).- Estados Unidos decayó cuatro puestos y llegó al lugar 18 (de entre 156) en el Informe Mundial de la Felicidad, documento editado por el economista norteamericano Jeffrey Sachs, director del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia, Estados Unidos.

Según el especialista, este cambio a peor se debe al "escepticismo sobre el gobierno", que se suma a las crisis de obesidad y opioides, así como también a la depresión de los estadounidenses.

La tabla, que encabezó este año Finlandia, fue elaborada de conjunto con el también economista británico Lord Richard Layard, director de programa del Centro de Desempeño Económico en la London School of Economics. El texto fue presentado este miércoles en Roma.

Expertos políticos, económicos y académicos, entre ellos el expresidente mexicano Vicente Fox, analizaron este jueves en Miami ideas para fomentar la dicha y el bienestar de la sociedad como preámbulo a la II Cumbre Mundial de la Felicidad (WOHASU) que se realizará a partir de este viernes en la ciudad.

"Los gobiernos pueden ayudar a crear bienestar", manifestó Jeffrey Sachs, quien considera la felicidad "una política seria", durante la apertura del Encuentro de Gobierno H-20 (Happy-20), que imita en su nombre al del G-20 de los países más desarrollados.

En videoconferencia, el experto destacó a Latinoamérica como ejemplo de la "felicidad emocional", al resaltar que en esta región, en la que Costa Rica se destacó en el lugar trece, "la diferencia la hacen los lazos familiares".

Felicidad sin dinero

"Es algo que tenemos en la sangre, que nos hace dicharacheros, nos hace contar chistes, ser más propensos a tener felicidad sin tener dinero", señaló Fox al respecto en entrevista con Efe tras participar en el foro.

Sin embargo, el expresidente manifestó que pese a que es "obvio" que los gobernantes deben procurar la felicidad de sus conciudadanos, eso no es lo que está sucediendo con tanto "materialismo, división, violencia, conflicto, frustración y enojo".

En ese sentido, Fox señaló que hace falta que la gente se "convenza de que vivir en comunidades felices es la mejor manera de progresar" y enfatizó en el "amor como la esencia de las personas y el camino a la felicidad".

Una alerta sobre el modelo educativo "obsoleto" y la "falta de voluntad" política de los gobernantes, hizo por su parte Alejandro Adler, director de Educación Internacional en el Centro de Psicología Positiva de la Universidad de Pensilvania.

En entrevista con Efe, Adler destacó la necesidad de cambiar el modelo de educación de los últimos "doscientos años", que promueve sólo la educación cognitiva, dejando de lado la emocional y la social.

Criticó que "la mayoría de las escuelas están enfocadas en dar a los estudiantes el conocimiento para pasar exámenes y no ofrecen las competencias, las habilidades, para poder tener niveles altos de satisfacción con sus vidas".

Más que la felicidad, a Adler le gusta enfatizar en la Educación para el Bienestar y la Educación Positiva, que son términos más amplios al perseguir que "los estudiantes puedan trazar un proyecto de vida que esté alineado con sus pasiones, con sus vocaciones, con lo que realmente les interesa y al mismo tiempo identificar sus talentos".

Por su parte Lord Richard Layard, pionero en el tema, apoyó durante el foro la idea de "cambiar completamente la metas de la sociedad", y en ese sentido instó a los gobiernos y a los individuos a hacerlo.

El investigador insistió en que el crecimiento económico no hace a la gente más feliz, aunque sí es importante, y alertó especialmente sobre las enfermedades mentales como las mayores causas de la desdicha, a las que se suman las enfermedades físicas y el desempleo.

Programas de salud mental

Layard hizo especialmente un llamado a los gobiernos a poner en marcha programas de salud mental. "Cada país debería tener un plan para este problema", indicó.

Señaló que se trata de males que tienen "tratamientos efectivos" y que además la inversión que se pueda hacer en éstas terapias y medicinas se recupera tres veces.

Al recordar que en 2012 la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió proclamar el 20 de marzo Día Internacional de la Felicidad, Layard manifestó que fue en Miami, en la primera edición de la cumbre WOHASU hace unos años, que el tema "se puso en la mesa".

Por otro lado, entusiasmado con el "movimiento" de la felicidad y consciente de que "hay mucha tarea por delante", el expresidente Fox anunció que replicará este encuentro en México en septiembre próximo.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985