Uno de los escaladores de la Sagrada Familia Foto © Captura de YouTube

Tres jóvenes británicos burlaron la seguridad y escalaron la fachada de la Sagrada Familia

Este artículo es de hace 2 años

Tres británicos han dejado en evidencia la seguridad de la Sagrada Familia (Barcelona), tras haberse colado en el recinto en la madrugada del 9 al 10 de marzo. Escalaron por los andamios hasta una altura de entre 15 y 20 metros, y aunque fueron detectados, pudieron bajar y huir a toda prisa, sin conseguir ser detenidos.

Posteriormente publicaron el vídeo en las redes sociales, donde se ve cómo entran en el templo saltando por una de las vallas laterales, y cómo trepan por los andamios hasta que los agentes de seguridad los ven y logran escapar.

El vídeo ―de más de 19 minutos y con el título “Insane security escape (climbing Sagrada Familia) We got Lucky!”― fue subido a YouTube el pasado 13 de marzo, y primero muestra a los jóvenes en un piso de Barcelona jugando con un pequeño dron y hablando de sus planes frente al templo junto con varios compañeros.

Luego tres de ellos, uno equipado con una cámara, saltan la valla de una calle e inician la ascensión. Los detectaron cuando ya habían alcanzado la altura de la nave central, y al ser descubiertos comenzaron una fuga que terminaron dándose a la fuga por las calles aledañas.

En el vídeo puede verse cómo los guardias ascienden en un montacargas mientras los jóvenes se esconden de ellos y, tras no ser localizados, bajan por los andamios de la obra hasta saltar a la calle.

Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación, y en una entrevista recogida por medios de prensa, el jefe de seguridad y operaciones de la Sagrada Familia, Marc Martínez, ha reconocido que "hubo un problema de seguridad" porque los jóvenes pudieron huir sin consecuencias.

El funcionario ha asegurado que la Guardia Urbana tardó unos 40 minutos en llegar después de recibir el aviso de la vulneración de seguridad del templo.

Martínez asegura que "la velocidad de reacción y el número de efectivos que intervinieron no fue suficiente", y ha precisado que lo sucedido obliga a revisar las medidas de seguridad del templo, en un momento en que existe una alerta terrorista de nivel cuatro sobre cinco; ello cuando además la Sagrada Familia es uno de los mayores focos terroristas no solo de España, sino de toda Europa.

Hay que recordar que el atentado del 17 de agosto de 2017 contra Las Ramblas, en Barcelona, en el que murieron trece personas, fue el camino desesperado que tomó uno de los yihadistas ante la frustración del plan mayor: poner cargas de explosivos en el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia.

En lo que va de 2018, la Sagrada Familia ha sufrido hasta ocho intentos de intrusión, mientras que a lo largo de 2017 registró 25.

Puedes seguir a CiberCuba Entretenimiento en Facebook, Instagram o Youtube.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985