Mujer embarazada, víctima de malos tratos en Cuba. Foto © CiberCuba.

Apalea a su mujer embarazada, la manda al hospital y la Policía cubana lo deja en libertad

Este artículo es de hace 2 años

Tiene ocho meses de embarazo y ha recibido en Cuba una brutal paliza por parte de su marido. Ocurrió en Colón, Matanzas. Un familiar de la víctima asegura a CiberCuba que la joven sobrevivió a la violencia de su esposo con un hematoma en un ojo y una fractura de clavícula en el brazo izquierdo. Hay que añadir el temor de que los golpes hubieran podido causar algún daño al bebé a sólo un mes de venir a este mundo.

La joven embarazada le puso una denuncia a su marido por malos tratos en la Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), pero el maltratador se pasó tres días disfrutando de las fiestas patronales del pueblo donde viven, San José de los Ramos.

Lo vieron todos los vecinos, pero la Policía no dio con él hasta el carto día, cuando por voluntad propia el maltratador se presentó en la estación de la PNR, siempre según la versión de un familiar de la víctima.

Ese mismo día, la PNR le dejó en libertad porque el agresor carece de antecedentes penales. Éste es el motivo por el que no lo pueden enviar a los tribunales, le dijeron.

El familiar de la víctima, que prefiere mantener el anonimato, se pregunta si es que en Cuba no es delito golpear a una mujer embarazada y enviarla al hospital.

El Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), dirigido por Mariela Castro Espín, hija de Raúl Castro, ha reconocido que el Derecho Penal en Cuba no contempla la protección legal de las víctimas de la violencia machista.

Por su parte, la abogada independiente Laritza Diversent, del Centro de Información Legal Cubalex, asegura que las leyes cubanas, en lugar de penar los casos de violencia contra la mujer, los fomenta. "Cuando una mujer denuncia violencia doméstica, lo común es que la Policía considere que es la palabra de uno contra la del otro y desestime el caso. No es raro que se le imponga una multa a los dos por escándalo público, aunque la mujer sea la agredida", según recogió Diario de Cuba.

El delito de violecia de género no está tipificado en el Código Penal cubano, sino que se encuentra diluido en el de lesiones. Las graves llevan condenas de 2 a 5 años y las leves, de un año de privación de libertad, según explica a Havanatimes una jueza con experiencia en el Tribunal Popular del Cerro.

En el caso de que un hombre amenace a su expareja, se le levanta un acta de advertencia en la Unidad de la Policía. El jefe de Sector (jefe de Policía) se encargará de mantener vigilado al agresor.

No existe protección para las mujeres que tienen que convivir con sus exmaridos por el problema de la vivienda en Cuba y son agredidas en medio de esa convivencia rota. La mujer tiene a su disposición apoyo psicológico en las casas de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y poco más.

Si una mujer denuncia a un maltratador y la Policía no hace nada y éste la vuelve a apalear, la víctima sólo podrá pedir que la Policía le indemnice por el valor de las medicinas que necesitó o de los días que dejó de trabajar durante su convalecencia.

En el año 2013, la Convención para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de la ONU exigió a Cuba una legislación especifíca para los casos de violencia machista. También le afeó la falta de centros de acogida para víctimas de malos tratos o la mano blanda en el castigo a los agresores.

El machismo no entiende de fronteras. Esta semana un hombre ha matado a su exmujer, cubana de 24 años y madre de su hija en Palm Beach, Florida, tras golpearla y estrangularla. El agresor luego le prendió fuego a la casa. Cometió el crimen motivado por los celos.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.