En el centro, la empresaria cubana Rosana Vargas. | Foto © Rosana Vargas / Instagram.
En el centro, la empresaria cubana Rosana Vargas. | Foto © Rosana Vargas / Instagram.

La exitosa empresaria cubana Rosana Vargas: "Mi límite es el cielo"

América Latina Cuba

América Latina Cuba

Rosana Vargas siempre creyó que ella era más de ciencias y de números. Por eso estudió Ingeniería Civil. Pero luego descubrió su pasión por la orfebrería, el oficio que la ha llevado a fundar la empresa ROX 950 de diseño de joyas de plata, menos ostentosas y más fáciles de lucir en el día a día.

Sus trabajos realizados en los últimos cinco años se caracterizan por líneas geométricas, que les conceden una elegancia y exclusividad que la empresaria quiere ahora exportar desde La Habana.

El periódico El Nuevo Día conversó con esta artista-artesana en su taller de la calle Línea, en el Vedado. Vargas confesó que su negocio, pese a ser conocido y reconocido, aún no da de sí todo lo que puede dar. De momento viven de él su familia y sus 30 trabajadores. Su meta es no sólo convertirse en una marca conocida, sino en una evocación de Cuba.

No ad for you
Joya diseñada por Rosana Vargas para su marca Rox 950. Foto: Rox 950

El secreto de su éxito, asegura, radica no sólo en la producción de piezas que son muy prácticas y a la vez únicas, sino también que las hayan lucido cantantes como Telmaris, en un concierto en Nueva York, Alaín Pérez o Ivette Cepeda, que es muy amiga suya. Ellos les han concedido ese toque de distinción que vincula a la marca con un estilo de vida.

Joya diseñada por Rosana Vargas. Foto: Rox 950.

Paralelo al proyecto empresarial, Rosana Vargas saca adelante el proyecto En busca del sol, una especie de taller de formación de nuevos orfebres, jóvenes que, a la vez que aprenden un oficio, colaboran en la producción de ROX 950.

Rosana Vargas posa con unos aros diseñados por ella. Foto: Rosana Vargas / Instagram.

Rosana Vargas se imagina su empresa del futuro como un edificio muy alto, con distintas áreas de producción, con su propia tienda y su parela. "Mi límite es el cielo", dice a El Nuevo Día.

Ahora mismo la empresaria trabaja en una colección para el próximo verano que ha llamado Evolución.

El pasado miércoles se puso en marcha la tienda online de ROX 950 para vender pulseras, collares y aretes forjados en un 95% en plata y fabricados en La Habana. Las piezas podrán encargarse desde los Estados Unidos ya que es algo permitido a los productos hechos por cuentapropistas de la Isla. La artista también tiene permisos del Ministerio de Cultura cubano.

Rosana Vargas sigue el ejemplo de Clandestina, la tienda de ropa cubana que fabrica y vende por internet en Estados Unidos.

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.