Béisbol cubano Foto © Béisbol/Ricardo López Hevia/Granma

Dirección Nacional de Béisbol sucumbe ante la presión general

Este artículo es de hace 2 años

La Dirección Nacional de Béisbol de Cuba extendió este sábado una información a los medios de prensa oficiales para dar a conocer algunas medidas tomadas a raíz de las polémicas creadas en cuanto a la llamada Serie Especial. 

Al parecer, los directivos de la disciplina no aguantaron la presión ejercida por aficionados y especialistas de la prensa, que derramaron un sinfín de opiniones desfavorables sobre un evento cuyo único objetivo –dicen- es preparar a los peloteros para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018.

Millones de personas entienden que este programa es un total despilfarro, que no cautivará a la afición y que, para colmo, comenzó muy adelantado si la meta –como sugieren- es encontrar la óptima forma deportiva de los beisbolistas.

Incluso, muchos piensan que se está maximizando demasiado un torneo como los Centroamericanos, donde Cuba debería reinar hasta con el equipo campeón de 57 Serie Nacional, Granma, con algunos refuerzos.

Todo este clima de tensión dentro de la Dirección Nacional de Béisbol también está relacionado a situaciones concretas con jugadores como Donald Duarte (Pinar del Río), Alexander Malleta (La Habana), Yunior Paumier (Holguín), Danel Castro (Las Tunas) y ya en menor medida, con Joan Carlos Pedroso (Las Tunas).

Tales casos obligaron al Comisionado Nacional Yovani Aragón pedir unos minutos en el Noticiero Estelar de la Televisión Cubana para “aclarar” la situación de los mencionados Malleta, Paumier y Castro, así como otros detalles polémicos de la vilipendiada Serie Especial, que no llega a ser ni Selectiva, ni Copa Revolución ni Superliga.

A continuación reproducimos la nota oficial divulgada por la Dirección Nacional de Béisbol:

La Habana.- TOMANDO en cuenta las opiniones desfavorables que han circulado en los últimos días, a propósito del inicio de la Serie Especial de Preparación para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, la Dirección Nacional de Béisbol (DNB) ofrece la siguiente información.

El evento, cuyo objetivo principal es garantizar el estado óptimo de la preselección de la cual emergerá el equipo cubano al magno evento regional, contó con un proceso de organización ajustado a lo establecido por el Inder.

Los elencos de Orientales y Occidentales fueron recibidos sin dificultad alguna el 19 de marzo en la provincia de Guantánamo, y lo propio ocurrió con Centrales en la de Granma.

La principal dificultad tuvo que ver con la necesidad de trasladarse desde la ciudad del Guaso hasta Santiago de Cuba para efectuar los partidos allí programados, decisión tomada tras el último recorrido realizado por los organizadores, en el cual se detectaron una serie de deficiencias para el entrenamiento de los atletas en la urbe indómita.

La problemática se originó, además, al no tener en cuenta la idea original del certamen, consistente en entrenar y jugar en la misma ciudad, sin realizar movimiento alguno. Ello en aras de que la afición santiaguera no quedara excluida del torneo.

Al mismo tiempo, y para agravar la situación, sobrevino la cancelación del juego inaugural a causa de la lluvia, un suceso imposible de evitar.

Tras los análisis realizados en las últimas horas, y ratificando la importancia de este evento, nuestra Dirección ha adoptado las siguientes medidas con el fin de llevarlo a feliz término:

PRIMERO: Efectuar la mayoría de los partidos en los mismos estadios en que se entrene, para que todos los atletas participantes puedan observar y analizar las acciones.

SEGUNDO: Limitar el tiempo de traslado a distancias que no excedan los 100 kilómetros, y que en esas ocasiones se juegue en horas de la tarde para garantizar un traslado seguro de los equipos. De ser necesarios movimientos más extensos, los jugadores dormirán en las ciudades sedes de los encuentros.

TERCERO: Reajustar el calendario de juegos en las provincias que no cumplan los parámetros establecidos, haciendo valer los objetivos del campeonato y los intereses estratégicos de la DNB.

CUARTO: Informar a la afición y a los medios de comunicación sobre los cambios que se deban aprobar en el calendario del evento, con suficiente tiempo de antelación.

QUINTO: Colaborar en lo posible para garantizar las transmisiones de la televisión y la radio.

Dirección Nacional de Béisbol

La Habana, 24 de marzo del 2018

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985