Bodega cubana Foto © CiberCuba

Prensa oficialista se hace eco de una denuncia: “El arroz que venden en las bodegas no está apto para el consumo humano"

Este artículo es de hace 2 años

El arroz es uno de los alimentos con mayor demanda en Cuba, por lo que se comercializa de forma periódica a precios subsidiados y como parte de una cuota normada. Sin embargo, su calidad nunca ha escapado de las críticas por parte de la población.

Así ha ocurrido en la provincia de Cienfuegos, donde un consumidor ha denunciado a la prensa nacional que las libras de arroz que recibe por la libreta presentan un alto nivel de impurezas que lo hacen casi imposible de ingerir.

“Llevamos meses consumiendo en la cuota normada un arroz que a mi entender no está apto para el consumo humano; lleno de ‘machos’, piedras, granos amarillos y con signos de humedad que se manifiestan más durante su cocción”, escribió al diario Juventud Rebelde el lector Miguel González Martínez.

La respuesta por parte de las autoridades competentes llegó dos meses después, en febrero, cuando Frank Castañeda Santalla, presidente del Grupo Empresarial Agrícola (GAG) explicó al mismo medio que el arroz que se vende al Ministerio del Comercio Interior “cumple con las normas de calidad establecidas”.

Según el directivo, “una vez recibido por el mencionado organismo, este asume la responsabilidad en cuanto a la distribución a las unidades expendedoras”. Asimismo, el Consejo de la Administración Provincial (CAP) en Cienfuegos tiene como indicación que, cuando en una bodega se reciba arroz de mala calidad, no se debe vender.

En tal caso, el Mincin debe reclamar de forma inmediata a la Empresa Agroindustrial de Granos Aguada, algo que no había sucedido hasta el momento.

Por su parte, Joel Castillo Fuentes, director del Grupo Empresarial de Comercio (GEC) de Cienfuegos, perteneciente al Mincin, precisó que “en la investigación del caso se procedió a muestrear la calidad del arroz existente en la Unidad de referencia y en dos unidades más del territorio”

“Lo referido por el promovente, sobre la existencia en otras bodegas de arroz de más calidad es cierto. En el mes de diciembre la EMPA distribuyó arroz de importación para 19 unidades, que representa el 30,5 por ciento de la red comercial”, indicó el funcionario.

Las bodegas, explicó, suelen recibir un arroz de producción nacional para la cuota que “contiene defectos de calidad en porcientos establecidos en la norma (machos, piedras y cambio de coloración)”. 

No obstante, según Castillo Fuentes, “cada lote comercializado por el proveedor, Empresa Agroindustrial de Granos Aguada, está amparado por el certificado de calidad y las pruebas de laboratorio, consignado como apto para el consumo humano”.

Esta afirmación no compagina con el criterio generalizado pues, según admite el propio periódico, las dificultades con la calidad del arroz normado son una realidad palpable a lo largo de todo el país. 

“De hecho, a partir de este caso han llegado a nuestra redacción otras misivas de lectores ‘mordidos’ por el mismo perro”, apuntó. 

El pasado año, Cuba recibió grandes contribuciones para el mejoramiento de la industria productora de este grano. En marzo, Japón donó cerca de 20 millones de dólares a la Isla para impulsar el autoabastecimiento de arroz, un alimento esencial en la dieta básica de los cubanos.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985