Calle en reparación Foto © 5deSeptiembre/Ismary Barcia

Enormes huecos en una de las calles más transitadas de Cienfuegos

Este artículo es de hace 2 años

El mantenimiento vial en Cuba es uno de los grandes dolores de cabeza, no solo de los conductores ―que deben sortear baches a diestra y siniestra― sino también de vecinos que ven el deterioro creciente de las calles en que residen o que transitan conmúnmente.

Es el caso de la céntrica calle 61 (conocida con el nombre "Holguín") ―en la provincia de Cienfuegos― que constituye la ruta más directa entre dos centros hospitalarios de la provincia: el Hospital Provincial Dr. “Gustavo Aldereguía Lima”, y el Centro Especializado Ambulatorio que tiene anexo.

Pese al antiguo reclamo por el asfaltado de esa vía tan transitada, la dilación, por múltiples motivos, ha convertido en crónico el problema.

(Foto: 5 de Septiembre/Ismary Barcia)

Tras la lentitud de las obras iniciales, que duraron casi un año ―según destaca un reporte local del diario 5 de Septiembre― dos salideros complicaron la evolución del arreglo cuando ya habían procedido a colocar una parte de la capa asfática.

(Foto: 5 de Septiembre/Ismary Barcia)

Entonces, pasados dos meses, regresaron obreros de la Empresa de Mantenimiento Vial, quienes con martillo neumático levantaron una buena parte de la capa asfáltica que ya había sido vertida, y tras terminar, ahí quedaron los escombros y se fueron.

(Foto: 5 de Septiembre/Ismary Barcia)

Según destaca el citado medio, el pasado jueves 22 de marzo regresaron para verter concreto sobre algunos huecos, mientras los vecinos se preguntan qué extraño e imprevisible cronograma de trabajo lleva la reparación de la céntrica calle por la que, incluso, circulan ambulancias con relativa frecuencia.

Tras grandes errores de diagnóstico en el trabajo a realizar y la falta de previsión en el cronograma de reparación ―que además vivió en medio el infortunio del huracán Irma― los vecinos de la cienfueguera calle 61 se preguntan “quién pagará por el  tiempo, el salario, el combustible y el asfalto vertido sobre salideros, que no tardarán en aflorar”.

Las pérdidas de unos 300 millones de metros cúbicos de agua potable por las redes hidráulicas domésticas le cuestan a Cuba cada año unos 5 millones de dólares, según informó recientemente el Grupo Empresarial de Acueducto y Alcantarillado (GEAAL) de la Isla.

A nivel nacional, los escapes de agua son equivalentes al 20 % del agua suministrada a los domicilios del país, lo cual implica un gasto de 10 mil toneladas de combustible destinadas a su bombeo, y 4.500 toneladas de productos químicos empleados en su tratamiento.

Aunque el citado informe solo aludía a fugas domésticas de agua, las tuberías de las calles son viejas y muchas tienen constantes salideros, como el referido en la calle 61 de Holguín. Otro problema es que, efectivamente, cuando comienzan a arreglar los problemas de las tuberías, abren enormes huecos en las calles que luego demoran meses, y a veces años en cerrar. Baches y deterioros en las vías que a su vez aumentan significativemente el volumen de accidentes de tránsito, que es una de las principales causas de muerte en la Isla.  

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.